18.5 C
San Luis Potosí

Trazos y Sombras

spot_img

Entérate

Últimas Noticias

jueves, junio 13, 2024

¿Quién gana y quién pierde? Con PANAVI

En el ya muy paseado, pervertido y manoseado tema de las luminarias para la ciudad capital, lo que hasta ahora está muy claro, y tampoco demostrado son quienes al final del día ganarán o perderán; se dice, se especula, se apunta y se señala, pero en realidad, muchas cosas permanecen ocultas en todo ese juego de intereses que ha dividido y confrontado a la opinión pública.

Evidentemente que quienes no sudan ni se abochornan, son los directos responsables de haber pactado un Contrato que antes, durante y después se convirtió en botín político y económico para unos cuantos, y, visto está, en una manzana de discordia que tiene hoy sumido en la parálisis reflexiva al Congreso del Estado. Esos responsables ahí deambulan, c..egados de la risa y valiéndoles puritita madre lo que suceda con las finanzas municipales, ¡total! ya no están y en su tiempo nadie, absolutamente nadie dijo algo.

En el centro del huracán, se encuentra la actual administración municipal que no tuvo de otra que heredar las tropelías y las pifias del gobierno municipal pasado. Un contrato que los especialistas en derecho insisten en que, si no se cumple, podrá tener consecuencias legales y financieras impredecibles para el Ayuntamiento. Otros dicen que no, pero en los hechos no argumentan y no sostienen como es que el gobierno de la ciudad podría librar un litigio adverso.

En la danza de los millones que implica el Contrato con la empresa PANAVI, muchos entraron al baile de manera voluntaria y oficiosa. A otros los montaron en la guerra mediática implacable que se libra, y bueno, ya hasta los líderes empresariales han desembolsado para pagar sendos desplegados, pidiendo sin argumentos que digamos muy sólidos al Congreso del Estado darle para atrás a lo que bien o mal pactó la administración anterior.

La realidad, es que, en medio de la boruca, son varias las voces las que se han pronunciado a favor o en contra, pero lo cierto es que algunos actúan como perrillos de rancho, de esos que van en bola haciendo ruido, pero sin saber realmente que gas o flatulencia, ya que solo el que va adelante sabe porque ladra y, los que van en la bola o atrás ni en cuenta, a menos que les paguen, es la pura verdad.

En el Congreso del Estado, no obstante que se han reventado las sesiones, o bien, otras que se han pospuesto para abordar y subir al pleno lo aprobado ya en Comisiones, es decir, “Si a las modificaciones del Contrato con PANAVI” existen posturas claras, algunas otras flexibles y solo unas cuantas irreductibles en su negativa, pero finalmente son los menos. Y los son porque o no le han llegado al precio o porque de plano se apendejaron a la hora de la repartición que dicen, hizo PANAVI.

Otras posturas han tratado de sacar un beneficio político, podría encuadrar la asumida por el Senador Octavio Pedroza que un día y otro también no da paso sin guarache para buscar posicionarse y tratar de conquistar el ánimo de los capitalinos, y todo por lo que se pueda venir u ofrecer pues sigue teniendo, sin demasiada obsesión la mira en la candidatura a la presidencia municipal.

Ya en otra entrega, dijimos que, si se da un sí a la modificación al Contrato con PANAVI, obvio que ganara la empresa y los socios locales y externos que la representan, pues finalmente es su negocio. “Que si los precios y calidad de las luminarias fueron diferentes a las que vendieron e instalaron en otros estados, no seamos ingenuos, eso fue lo que pactó Mario García Valdez o su gente” “pues entonces donde estaría o cual sería el negocio”. No fue la presente administración la que lo acordó, aunque si cancela el Contrato es muy probable que fuera altamente penalizado.

Si el Congreso dice sí al Contrato, también gana la ciudad porque se modernizaría y se reemplazaría toda esa vetusta y obsoleta red de alumbrado público y obvio, conllevaría a otros beneficios. También ganaría el municipio, porque según el cálculo del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica FIDE, habría un ahorro sustancial en el consumo y pago por la energía que hoy se gasta en la ciudad. Ganarían las decenas de trabajadores responsables de sustituir las lámparas, y evidentemente sus familias. En última instancia todos ganan, aunque el único y visible perdedor será San Luis Potosí, como siempre, de eso no hay duda.

Ya la parte técnica y financiera se les explicó a los líderes empresariales y luego recularon. A otros sectores importantes también. Quizá, lo que sigue en la agenda de los pendientes, es que el Congreso cite a los miembros del Cabildo y de la Legislatura pasada para que expliquen su “abierta disposición” y “las grandes bondades” que le vieron en su momento al programa de cambio de luminarias.

Es ahí donde está el meollo del asunto y no tanto en el replanteamiento que hizo la propia empresa y no así el Ayuntamiento actual, que lo único que propuso fue establecer nuevas reglas y condiciones para hacer menos lesivo ese Contrato que desde su origen mismo fue leonino, ventajoso y pervertido. No le busquemos más. Hasta pronto.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
%d bloggers like this: