26 C
San Luis Potosí

No soy rehén de nadie: Gallardo

spot_img

Entérate

Últimas Noticias

viernes, junio 14, 2024

-Cuestionan el trabajo quienes dejaron de recibir privilegios

El pasado primero de mayo, la administración municipal encabezada por el presidente municipal Ricardo Gallardo Juárez cumplió justo un año y seis meses. Un período razonable para hacer un alto en el camino, valorar y reflexionar sobre un gobierno que lo mismo ha sido duramente criticado que también reconocido y aceptado por la mayoría de los habitantes de la capital potosina.

La tarea no ha sido fácil, el camino es espinoso y complejo, pero “ahí la llevamos”, “no soy rehén de nadie”, reconoce para Close Up un Alcalde que llegó al gobierno de la ciudad con el respaldo de sectores sociales olvidados y abandonados, apoyado en las urnas por una sociedad  hastiada de los gobiernos priistas y panistas. En 2015, Ricardo Gallardo se alzó con una contundente victoria de casi un 3 a 1 sobre el PRI y el PAN.

La suma de votos alcanzados, fue histórica en términos de resultados tras haber abanderado un movimiento social soportado y alentado por esos amplios sectores  de la sociedad que decidieron votar por un cambio. Hoy, miles de potosinos  reconocen su trabajo, otros lo cuestionan y lo minimizan, principalmente aquellos grupos que siempre se beneficiaron del erario público y que hoy   se han visto afectados en sus intereses políticos y económicos.

La política social implementada por el gobierno de la capital es, en la opinión de Ricardo Gallardo, el aspecto más criticado de su gestión, pero es uno de los principales soportes, meta y objetivo de su gobierno. “Las obras públicas que estamos haciendo, la puesta en marcha de muchos programas sociales y las acciones de mi gobierno que benefician a miles de potosinos,- siempre lo he dicho, no han sido para satisfacer el ego de unos pocos o para beneficiar solamente a algunos cuantos”, expresa y agrega:

“Las obras que hemos hecho y que seguimos haciendo por toda la ciudad se hacen donde se necesitan.” “Nuestros programas sociales están llegando a donde nunca antes llegaron.” “El dinero se lo quedaban o se desviaba para otros propósitos”, ataja el Alcalde al tiempo de manifestar que a su estilo de gobierno, algunas figuras y voces con otros intereses político-económicos que se sienten afectados y fueron desplazadas en el 2015, lo han señalado irracionalmente como de un gobierno populista.

Si pavimentar nuestras calles que otros gobiernos nos dejaron desechas, destruidas y abandonadas; si recuperar espacios públicos que antes fueron nidos de la delincuencia, si dotar de agua a la población más necesitada, si concretar programas de apoyo alimentario para nuestros adultos mayores, si respaldar a mujeres embarazadas y sin empleo, si apoyar a jóvenes rechazados de las universidades, si ayudar a nuestros niños con uniformes, útiles escolares y alimentos y,- en general tratar de mejorar los servicios públicos municipales es populismo, ¡pues que nos digan que somos populistas!, “yo no tengo problema con eso.”, responde.

“Todo lo bueno que hace mi gobierno se subestima, se ningunea o se minimiza, buscan por todos los medios de que no se reconozca, ¡ha! pero si cometemos el mínimo error, entonces se magnifica, se sobredimensiona y se hace escarnio de manera mediática”.

Esos son los intereses que han tratado de reducirnos, de disminuirnos y de pretender ponernos en evidencia ante la sociedad; “afortunadamente los potosinos saben lo que estamos haciendo por ellos, principalmente por los más necesitados” y el  Programa Ayuntamiento en Tu Colonia así lo ha demostrado.

En tan solo un año y seis meses, destaca el Alcalde, nuestros programas alimentarios llevan beneficios a 40 mil familias, apoyos a más de 3 mil 800 adultos mayores, a mil 200 madres solteras, a 6 mil estudiantes con programas de Estímulos a la Educación y, en junio, en el Programa Regreso a Clases, apoyaremos a 50 mil niñas y niños con útiles escolares y mochilas.

A la fecha más de 250 mil familias potosinas de escasos recursos reciben algún beneficio de la política social del gobierno municipal. En 18 meses, agrega, logramos instalar 21 purificadoras de agua para beneficiar a más de 105 mil familias y una tortillería donde se vende casi a mitad de precio este alimento básico. En temporada de invierno se entregan más de 50 mil cobertores a igual número de familias.

En el renglón de obra pública, sentamos ya un precedente nunca antes visto en la historia de San Luis capital, sostiene Ricardo Gallardo, y recuerda que en lo que va de su administración se han logrado iniciar y concluir más de 250 obras entre las que destacan importantes pavimentaciones en arterias como Avenida Universidad, 20 de Noviembre, Prolongación Moctezuma, Manuel J. Othón, 16 de Septiembre y cientos de obras de rehabilitación de calles en barrios y colonias de la periferia que por años estuvieron condenadas al olvido. Hoy todas esas calles cuentan con su red de drenaje y de agua potable, condición que les ha cambiado su vida.

A un año y medio de distancia, “no hemos podido saldar las deudas que nos heredaron”. Nos dejaron más de mil 300 millones de pesos  comprometidos con proveedores, obras a medias y deficientes producto de la corrupción que abrazó a las anteriores administraciones, y aun así, sin pedir prestado a los bancos o al gobierno estatal estamos saliendo de ese bache.

“Tenemos problemas financieros, es cierto, pero el dinero que se recibe y se gasta en obra, en seguridad y en programas sociales se maneja con transparencia y honestidad” “Y no lo digo yo, lo dicen organismos e instituciones calificadas”  señala Gallardo. “Si otros se empeñan en decir lo contrario, el tiempo juzgará.” “Demostraremos que llegamos al gobierno a trabajar no a robar como otros lo hicieron”, aclara.

Sobre las controversias en el tema de la iluminación LED, reitera que todo se derivó de un contrato mal hecho. Así lo señalé desde que asumí la presidencia. “Lo único que se hizo fue ordenar una revisión y adecuar mejores términos y condiciones  para que no se afectaran más las finanzas del municipio. El asunto está en manos del Congreso y serán los señores diputados quienes deberán decidir si se continúa o se le da para atrás, tampoco tengo problema con eso”, afirma.

Lo señalan de conducir un gobierno, intolerante, se le pregunta y responde: “Mira, muchas veces se confunde la intolerancia con la firmeza” “Quienes sostienen esa tesis es porque ahora no tienen los privilegios que antes gozaban”. “Y te hablo de organismos privados, asociaciones, organizaciones sociales y líderes que dejaron de recibir favores a cambio de algo”, son esos críticos los que han intentado desvirtuar, confundir, engañar y descarrilar sin éxito a este gobierno.

“Soy duro y enérgico en mis decisiones porque es lo que demanda y me exige el pueblo y la mayoría de los sectores representativos de la sociedad, es decir, me piden que asuma y conduzca con responsabilidad y entereza un gobierno que no esté sometido al capricho, a los intereses de otros o al chantaje de unos cuantos, y es lo que he hecho, acatar esa voluntad, sin temores ni vacilaciones”.

A 18 meses de su gobierno, Ricardo Gallardo se siente fortalecido y satisfecho por los logros alcanzados. Siempre el factor dinero será una limitante para hacer mucho más por San Luis, sin embargo desde el primer día de mi mandato no he dejado de gestionar recursos y de pelear lo que como municipio nos corresponde.

En el terreno político, el Alcalde afirma que se ha conducido con sensibilidad y prudencia. “Ya vendrán los tiempos pero en este momento mi objetivo es trabajar por la ciudad y sus habitantes.” “No hemos sido nosotros los provocadores de conflictos;”  “las hostilidades y las embestidas  que ha enfrentado mi gobierno tienen un origen y un interés político claro, pero te insisto, no seremos nosotros quienes adelantemos los tiempos.”

Nuestra relación política con el gobernador del estado es sana, y sería mejor si hubiese la abierta y franca disposición de luchar juntos para lograr un mejor San Luis. “Yo no tengo ningún problema con él” y si otros cercanos al mandatario generan ruido, incertidumbre y conflicto, es algo que ellos deberán medir, asumir y responder, la sociedad sabe y está atenta a todos los acontecimientos y a cada nivel de gobierno está visto que le concede su justa dimensión.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
%d bloggers like this: