19.8 C
San Luis Potosí
spot_img

TRAZOS Y SOMBRAS

spot_img

Entérate

Últimas Noticias

miércoles, abril 17, 2024

 

Malditos aquellos que con sus palabras dicen defender al pueblo pero con sus acciones y omisiones le dan la espalda”

“Benito Juárez”

Pocas veces los partidos políticos, las organizaciones o las corrientes que confluyen en sus entrañas, admiten o se muestran dispuestos a recibir la censura abierta, mucho menos aceptan someterse al análisis riguroso de la autocrítica. No lo hacen porque lo que dicen que hacen está bien hecho y tienen como norma y regla oponerse a juicios de opinión, se resisten al análisis y rechazan o simulan la evaluación implacable de su desempeño, esto es una realidad.

Ejemplos significativos de lo anterior se documentan en los distintos partidos. En el PRI,- por ejemplo, sus militantes o simpatizantes se han acostumbrado, a lo más, a escuchar de sus dirigencias frases hechas como: “En el PRI aprendemos de nuestros errores del pasado”, “necesitamos no apartarnos y estar cerca de las necesidades de la sociedad”.

El PRI tiene sus críticos, es cierto, pero han sido principalmente esos priistas que incluso fueron dirigentes los que se han convertido hoy en sus peores detractores después de que dejaron de mamar del presupuesto oficial o partidista. “Esos, dicen los mismos priistas, no son críticos, solo son románticos traidores”

En el PAN la autocrítica es impensable, su arrogancia política los ha cegado a pesar de las profundas y evidentes rupturas y divisiones que se han registrado en su interior. En el PRD, por lo menos se admite que han sido los grupos internos, las corrientes y las ambiciones de unos cuantos los que han llevado a este partido a su fractura y atomización. Pocos lo admiten pero igual es cierto.

Siempre la autocrítica es sana cuando se hace con sentido de responsabilidad y con la plena convicción de que lo que se busca es corregir, mejorar y reorientar. Por ello, vale la pena leer a Rafael Aguilar Fuentes “El Chiquilín”, quien con puntual claridad expone en Redes Sociales un análisis en el que plantea se deben someter a evaluación a aquellos que se beneficiaron con el voto que obtuvo el Gallardismo en su histórico triunfo en el 2015.

“Desgraciadamente no todos los beneficiarios del voto opositor y de la potestad del pueblo potosino han estado a la altura de lo deseado o esperado por la población”. “Algunos diputados federales y locales, y, en menor medida Regidores y Funcionarios Municipales se han sentido como si se hubiesen sacado la lotería al estar al lado de Ricardo Gallardo, (padre e hijo). Dilapidando el voto ciudadano porque no han estado atentos a las necesidades de la población y a sus esperanzas de cambio” en pocas palabras, “Han fallado”.

“Desgraciadamente algunos de quienes acompañaron a Ricardo Gallardo y tuvieron la suerte de ser nombrados candidatos a diputados, regidores o funcionarios públicos, no han dado resultados ni han respondido a las circunstancias actuales de una administración que se recibió literalmente quebrada, saqueada e inservible por tanto político inmundo e irresponsable que padeció San Luis Potosí”.

“Hay algunos diputados que ganan harto dinero y nunca regresaron a sus distritos, piensan que se sacaron el premio mayor con el gallardismo”. “Ofenden con sus lujos y con las estupideces que declaran, son egoístas y mal agradecidos, dañan el proyecto, fingen lealtad y trabajo dentro del partido que los abanderó pero en el fondo desprecian al pueblo que voto por ellos”. “No entienden la responsabilidad de gobernar con humildad, con trabajo, con sencillez y entrega como lo hace Gallardo”.

Para Aguilar Fuentes, “el gobierno y el proyecto de Ricardo Gallardo es esperanzador, solo que algunos diputados locales y federales que recibieron el beneficio del coletazo electoral no entienden que están obligados a conducirse con austeridad y en la decencia política, en el sacrificio por la población, en la grandeza que dicta cumplir con una responsabilidad legislativa, a no llenarse los bolsillos en nombre del cambio, a no simular y a no ser cómplices del sistema.”

“Claro que no son todos, solamente lo documento y lo denuncio para que se ponga el saco el que guste,” sostiene Aguilar Fuentes y agrega: “Y es que no entienden que la transición que se dio en 2015 es seria y delicada; se tiene que actuar con plena honradez, responsabilidad y habilidad en los cargos legislativos, en el Cabildo y en la Administración Pública Municipal” “Nadie tiene derecho al despilfarro, a la estupidez o al aprovechamiento del sacrificio de una familia que recibió y sigue recibiendo la represión brutal de un sistema o de algunos poderes fácticos que buscan aniquilar un proyecto político viable, reconocido y aceptado”.

“Ellos sabían que Gallardo arrasaría y por ello siempre intentan detenerlo a la mala porque por la buena no pueden ni encuentran por donde, y, pese a los esfuerzos y perversos intereses ocultos que buscan destruir el proyecto gallardista, saben que no lo lograrán”. “Por ello no es decente dejarle toda la responsabilidad al Alcalde, todos por igual, los que se han beneficiado con el voto opositor están emplazados a ser congruentes y a ser más responsables con esa sociedad que deposito su confianza”, dice “Chiquilín” y no miente.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
%d bloggers like this: