13.8 C
San Luis Potosí

TRAZOS Y SOMBRAS

Entérate

Últimas Noticias

martes, marzo 5, 2024

 

 

En “Caballo de Hacienda” el titular de Hacienda

A unas cuantas horas de que inicie legal y formalmente el proceso electoral 2018, quien parece ir en caballo de “hacienda” para alcanzar la candidatura del PRI a la presidencia de la República, es justamente el secretario del ramo, José Antonio Meade Kuribeña.

Inclinada y con dedicatoria o no la votación durante la reciente asamblea nacional priista, el titular de Hacienda es indiscutiblemente una figura que lo mismo observan y aceptan bien dentro del PRI que en los principales círculos de decisión del Partido Acción Nacional PAN.

Puede que la histórica resolución de la asamblea priista, esa de eliminar candados para que un personaje sin militancia pero identificado y comprometido con los intereses del poder, sea el abanderado a Los Pinos y haya sido un traje a la medida de José Antonio Meade, sin embargo no se puede soslayar que la iniciativa que concibió y operó con atingencia el potosino José Ramón Martel López, será de la más enorme trascendencia para la vida política del país y, esencialmente para nuestro estado.

En los círculos centrales, se nos ha confiado que un perfil como el del actual Secretario de Hacienda, representa el equilibrio y contrapeso ideal para una transición pacífica concertada entre el PRI y el PAN. Lo dicen, porque a ambas instituciones políticas les acomoda y les conviene su figura.

“Es preferible para los dos partidos, un personaje que responda a dos intereses en lugar de uno y que podría poner de cabeza a este país, lo expresan refiriéndose al virtual candidato de MORENA Andrés Manuel López Obrador.

Nadie podría dudar que José Antonio Meade, encuadra dentro de la tecnocracia, pero si finalmente resulta el elegido de los Dioses, tendrá que echar mano, no de burócratas rancios o más tecnócratas, sino de políticos que tengan el oficio, la experiencia probada y la habilidad política para conducir los destinos del país, eso lo saben en el PRI y el PAN

Las formas para oficializar la candidatura del todavía Secretario de Hacienda, no serán problema para el PRI cuando la sacrosanta dedocracia así lo decida en el primer trimestre del 2018. En el PAN, habrá resistencias, obvio, pero los hombres que verdaderamente inciden y deciden en este partido, simplemente le harán hueco y vacío al candidato que surja de su Convención Nacional; no lo apoyarán y lo dejarán caminar solo para finalmente empujarlo al precipicio porque es lo que más conviene a ambos partidos.

Esta alianza no formal pero a final de cuentas de facto entre el PRI y el PAN, será el único y mejor antídoto para repeler y vencer al candidato de la izquierda, a un candidato que en la opinión de analistas internacionales, podrá descarrilar al país en el terreno de lo económico y enfrentar grandes dificultades para sostener los niveles macroeconómicos que hoy existen en México.

En el concierto priista aldeano, hay quienes piensan que la eventual llegada de José Antonio Meade a la presidencia de la República favorecerá al estado, y en especial a uno o dos, es decir al gobernador Carreras y a su titular de Finanzas, José Luis Ugalde, esto por su presunta cercanía con el Secretario de Hacienda. Lo que no dicen o desconocen, es que Juan Manuel se juega un albur con Enrique de la Madrid, y que Ugalde, la única virtud y empaque que muestra es su escultural sobrina, pero nada más.

En el PAN, ya lo dijo la diputada Ángeles Rodríguez: “La política nacional se cuece aparte, los escenarios y los procesos de concertación son diferentes”. Y tiene toda la razón. Ella no ve, por ejemplo, condiciones favorables para una alianza local entre el PAN y el PRD. Por otro lado, la reciente declaración de Don Marcelo de los Santos, en el sentido de que buscaría la candidatura al Senado no es descartable y no parece ser una trampa para empujar finalmente la candidatura de Xavier Azuara Zúñiga, sin embargo todo es posible.

Y donde ni sudan ni se precipitan es en el PRD. Saben que son la primera fuerza política en la principal zona de potencial electoral, es decir, la capital del estado y sus municipios conurbados. Aquí, los candidatos independientes o ciudadanos que buscan posicionarse tienen el estigma de la traición y difícilmente podrán vencer una inercia que tiene años trabajando en un proyecto que podría aterrizar bien en el 2021, si es que algunos oficiosos y aprendices no siguen contribuyendo inmaduramente a su descarrilamiento.

spot_img
spot_img
spot_img
%d bloggers like this: