9.5 C
San Luis Potosí
viernes, febrero 3, 2023

Paréntesis

spot_img

Entérate

En la DGSPM un relevo para mejorar

Nunca es sano hacer leña del árbol caído y el tema de la salida del Teniente Antonio Garza Nieto de la Dirección de Seguridad Pública Municipal estaba más que anunciada desde hace ya algún tiempo. La razón de la renuncia obligada no tiene más origen y explicación que la falta de resultados y la ausencia de expectativas en materia de prevención de los hechos delictivos que se  concatenaron en la capital potosina en los últimos meses.

Toño Garza no fue un mal elemento; seguramente hizo el mejor de sus esfuerzos y en la percepción del Alcalde de la capital Ricardo Gallardo, el ex Director de Seguridad Pública Municipal logró una calificación aprobatoria de 7, aunque hay que decir que las exigencias para un cargo de esta naturaleza, siempre se requiere de una acreditación mayor en tanto que la responsabilidad y oportunidad no permite errores, deslealtades o filtraciones.

Durante el tiempo que permaneció al frente de la DGSPM no la tuvo fácil. Mucho antes de la salida del General Heliodoro Guerrero, se habían ya enquistado en las filas de la corporación mafias externas  o elementos policiacos vinculados en algunos casos a la delincuencia organizada. Contra eso y contra toda una inercia de corrupción y desgano que se arrastraba desde trienios anteriores se tuvieron que enfrentar los dos últimos jefes policiacos pero simplemente no dieron el ancho; tampoco respondieron a las exigencias de un Presidente Municipal acostumbrado a trabajar como tractor y a dar buenos resultados.

Quizá se conjuntaron varios elementos que finalmente conllevaron a su necesaria renuncia. Entre el ex Director de Seguridad Pública y el Secretario del Ayuntamiento,- por ejemplo, no había una buena química y relación. Los roces eran frecuentes y los errores visibles en el ex jefe policiaco se acentuaban. Nadie olvida a los agentes municipales baleados en el camino a Peñasco que fueron enviados sin armas para repeler a un grupo de delincuentes que los atacaron.

Desde luego que hubo muchas fallas, pero la principal fue haber subestimado la autoridad de un Presidente que ha puesto el empeño en diseñar y desplegar una real y efectiva coordinación con el resto de las corporaciones de seguridad, principalmente con el ámbito estatal y el federal. A lo mejor Garza Nieto no lo valoró, pero resultaba común y cotidiano la filtración de informaciones que debían ser institucionalmente difundidas, sin privilegios para nadie. Que también fue víctima de grillas  tampoco se duda.

Finalmente el Alcalde Gallardo se resolvió y produjo el cambio. Llega a la Dirección de Seguridad Pública Municipal, un elemento joven, echado para adelante y con talento, pero fundamentalmente leal al  gobierno, con  ganas de trabajar y sacar adelante los problemas de inseguridad que afectan a la población. Tampoco Saúl García es mago y  ni podrá resolver solo y todo.

La Policía Preventiva tiene límites, su ámbito de competencia es reducido y porque para asuntos de delincuencia mayor deberá entrarle la Estatal y la Federal. Para Saúl García, la mejor prueba de control y confianza serán sus prontos resultados. Ya lo demostró en Fuerzas Municipales y su éxito ahora, radicará en recomponer y actuar con  mano dura hacia el interior de la corporación en temas de corrupción, prevención, reacción y policía vial.

- Advertisement -
spot_img

Últimas Noticias

%d bloggers like this: