Conforme a lo señalado en la ley, debe resolverse cualquier diferencia que se registre

6

La Comisión de Hacienda del Estado hizo un llamado para que el proceso de entrega-recepción de las administraciones municipales, se realice en un marco de respeto, cordialidad y diálogo, con apego a la ley y sin conflictos que deriven en problemas que afecten a los ciudadanos que son quienes reciben los servicios.

 

Debe prevalecer un ambiente cordial, de armonía y de respeto también en el proceso que se llevará a cabo en los poderes Ejecutivo y Legislativo, porque hay un marco legal al que deben sujetarse estos protocolos y es precisamente con base en la ley donde debe dirimirse cualquier diferencia que surja.

 

Se consideró que no debe haber ningún tipo de conflicto, lo que más debe interesar a las autoridades salientes y las que llegan, es que la ciudadanía tenga una mejor calidad de vida, que se desarrollen políticas públicas donde los derechos se vean cristalizados para todos.

 

Lo más importante es que haya diálogo y coordinación entre los que dejan el gobierno y los que llegan a ejercerlo; se señaló que si hay buenas cuentas no debe haber ningún tipo de conflicto, por ello hay que apostarle a que prevalezca la estabilidad en todos los casos.

 

En las situaciones donde haya dudas u observaciones no solamente debe prevalecer lo que marca la ley, sino los acuerdos para encontrar soluciones y que no se detenga la marcha de la administración municipal, de las dependencias gubernamentales o de las oficinas legislativas, dependiendo el caso que se trate.

 

Será en el mes de agosto cuando se lleven a cabo estos procesos de entrega-recepción y aunque en muchos lugares la autoridad saliente y la entrante no pertenecen al mismo partido, debe prevalecer siempre el interés de los ciudadanos.