Paréntesis

52

Cayeron “de perlas” los 65 millones de dólares
No todo son malas noticias para San Luis Potosí, el acuerdo al que llegó el gobierno del estado con la empresa Ford Motor Company para devolver los terrenos que usufructuaría y 65 millones de dólares, le concede un respiro a la administración Carrerista, esto a pesar y muy a pesar de la denuncia interpuesta por la diputada Lucila Nava del Movimiento Ciudadano, que su parecer existieron turbios manejos en la adquisición de los predios.

Por lo pronto esa lana, calculada en más de mil 100 millones de devaluados pesos mexicanos la destinarán para cubrir compromisos urgentes con el magisterio potosino y para complementar recursos metropolitanos que servirán para construir uno o dos brazos adicionales al Distribuidor Juárez. Con esto se espera solucionar parcialmente el infierno vehicular que se genera en horas pico en el trayecto a la zona industrial y nos damos cuenta que no formaba parte del paquete de obras ofrecido y comprometido por el presidente Enrique Peña Nieto en su más reciente visita.

Como quiera que sea, de la frustración por la partida de madre que nos dio la Ford esta semana se pasó a la euforia y hasta para los empresarios agachones fue grande la noticia, pues ellos invernan no invierten y si otros capitales lo hacen para ellos mejor. Su misión, dicen ellos es no invertir sino ser “contrapesos” de decisiones mal habidas o equivocadas.

Pasando a otros temas, los más acelerados para alcanzar la candidatura al Senado de la República, o ya de jodido a una Diputación Federal, andan movidos y enloquecidos y la lista se agranda cada vez más. Al ruedo ya soltaron a varios entre los que destacan José Ramón Martel, Enrique Galindo Ceballos, José Luis Ugalde, Alejandro Leal Tobías, Fernando Chavez, Pablo Valladares, Luis Mahabub, Joel Ramírez Díaz, Yolanda Eugenia González, Lucy Lastras y hasta Yolanda Cepeda, la Alcaldesa de Aquismón.

Todos quieren y pueden llegar, algunos con padrino, poder y dinero; que los dejen es otra cosa; pero lo cierto es que los tiempos los están adelantando para desgracia del gobernador del estado que lo menos que debería estar deseando es que se le salgan del redil sus colaboradores o que se muevan las aguas en otros espacios del poder fáctico.

Para algunos, la guerra por las candidaturas a cargos de elección federal, se dio desde el mismito día que arrancó Juan Manuel Carreras con su gobierno. Eso es cierto, y, es notorio como se vienen manejando los aspirantes a estos cargos. Bueno, ya hasta Carlos Jiménez Macías se dio su descolgada por tierras potosinas para ver si la pizca es viable o no.

Por lo pronto, todos los mencionados están y andan bien placeados, algunos con la sola encomienda de tirarle a luna aunque sea para pegarle al cerro. Los que se sienten más seguros de una candidatura ni pio dicen. Solo aparecen en foros, en reuniones, pues saben que son decisiones de muy pocos y que en último jalón se resuelven en el PRI nacional.