16.5 C
San Luis Potosí

Ya quisiera el gober tener el foro que tiene el innombrable

spot_img

Entérate

Últimas Noticias

sábado, julio 20, 2024

El hecho de transmitir voces e imágenes en televisión, ligadas estas a los discursos y las actitudes paranoicas de un diputadete orate como lo es el  impresentable o innombrable del Congreso del Estado, ¿debemos  los televidentes potosinos entenderlo como un ejercicio de libertad de expresión, o como un periodismo libre, objetivo, serio y responsable?

 

Claro que no, de ninguna manera puede interpretarse como tal, más bien es una mordaz artimaña periodística burda y pueblerina cuando se carece de una argumentación sólida o  de plano cuando no hay materia gris para sostener elementos que pudiesen desacreditar o descalificar con solidez periodística y documental a sus enemigos.

 

Esto lo vemos frecuentemente en el canal 7, un canal local que se autocalifica como de 10. Los reporteros trabajan sus notas, como debe ser,  ellos finalmente cumplen porque esas son las instrucciones de los dueños del medio y de sus jefes de información, sin embargo en cada transmisión, es en voz de sus locutores donde se advierte un sesgo maligno acompañado de elementos perversos que aparentan objetividad.

 

Darle foro, espacios prolongados, hartos reflectores y muchos comentarios a declaraciones o posicionamientos violentos, locuaces e irresponsables  como esos que acostumbra hacer desde la tribuna del Congreso el innombrable que ahora quiere ser diputado federal por el distrito de Soledad, ¿es periodismo serio?

 

Pues claro que tampoco, ya que no deja de ser un acto de irresponsabilidad periodística que no tiene otro fin que crear confusión, enfrentar e incitar a la violencia. “Ya quisiera el gobernador del estado o cualquier otro mortal funcionario o representante popular tener los reflectores y el tiempo como el que cotidianamente se le concede al innombrable”.

 

Estos jóvenes y tiernos conductores de noticias, (claro que no todos,  hay uno  que se salva y es el que lleva el noticiero estelar), el resto, goza, disfruta, se moja y hasta parecen masturbados cuando el Gavilán habla de los adversarios, y claro que no es el dueño o socio del canal, sino el mismisimo candidato del PRI al Senado de la República.

 

Ignoran estos buenos muchachos que están siendo utilizados por no decir que prostituidos en el noble quehacer periodístico. Estos jóvenes no saben a lo mejor que algo grande se está cocinando y que en un momento dado podría beneficiar a su pagador. Desconocen seguramente que lo más prudente sería por lo menos preguntar antes de salir a cuadro.

 

El televidente potosino no es pendejo, sabe que detrás de cada nota o en cada comentario de los conductores, existe un interés y un ánimo de dañar a otros. Si esto no lo entienden, pronto dejarán de ser las estrellas  y entonces se darán cuenta que malévolamente los han utilizado para disparar en redondo, sin imaginar que las concesiones y los acuerdos políticos son una razón de Estado.

 

 

 

 

 

 

 

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
%d bloggers like this: