10.7 C
San Luis Potosí

TRAZOS Y SOMBRAS

Entérate

Últimas Noticias

viernes, marzo 1, 2024

 

Los Gallardo sí son un peligro

 

Pero para los que dejaron de robar y gozar de privilegios

Ya lo habíamos anticipado, era cuestión de tiempo y ya comenzó. El fango en el que se mueven perversos intereses ya iniciaron con esa guerra subterránea y anónima de lodo putrefacto que salpica y denigra. Se veía venir, y desafortunadamente la guerra que comienza a desencadenarse anticipa el triste y bajo nivel de una contienda que no aporta, no contribuye no  honra, ni enaltece el ejercicio de la política.

Esta semana,- por ejemplo, emisarios tal vez del último reducto navista o de grupúsculos de un panismo enfrentado y dividido se lanzaron con todo,  exhibiendo su miseria intelectual. Hacen un llamado a “la reflexión” en un mensaje anónimo en el que mencionan que  los Gallardo son un peligro para San Luis Potosí, una consigna a final de cuentas muy desgastada.

Sicarios en las redes sociales, afirman temerarios que “no pueden permitir que existan personas como los Gallardo”. Esos mensajeros  desearían que los Ricardos desaparecieran de la faz de la tierra, y si es antes del proceso electoral 2018 mejor, porque desde su mediocre análisis, el presidente municipal actual y el ex presidente de Soledad Ricardo Gallardo Cardona han sembrado el miedo y el terror.

Sin ser exigentes, un observador serio, alejado de intereses y en su sano juicio, bien podría analizar imparcialmente y concluir en que los Gallardo en realidad sí son un peligro para San Luis Potosí. Lo son, porque para el PAN, para el PRI, para algunos navistas y mercenarios que por lustros conservaron su hegemonía o los privilegios del poder hoy ya no solo las disfrutan sino que ni  siquiera tienen acceso a una probadita.

Efectivamente los Gallardo, si son un peligro, pero para aquellos que administraron en otros tiempos el dinero del pueblo y que impune y  groseramente se enriquecieron, unos robándolo, y otros cuantos que se lo gastaron en la promoción personal en su afán desmedido y ambición de brincar a otra posición, digamos la de Senador o Gobernador.

Claro que si le preguntan a Victoria Labastida o a Mario García, o bien, a varios ex regidores y ex funcionarios públicos que opinión les merecen los Gallardo, seguramente dirán que sí son un peligro, pero para ellos y la bola de rufianes que  han logrado hasta ahora evadir la acción de la justicia por la serie de tropelías cometidas.

Evidentemente que para algunos líderes mercenarios, que antes tuvieron una mina en el Ayuntamiento con el tráfico de licencias  o con el mercadeo de espacios en la vía pública, los Gallardo son un peligro, porque para ellos, para los privilegiados que fueron desprendidos de la ubre, su óptica es que los Gallardo son peligrosos y además sembradores del miedo, los responsables  de los levantones y de todas las atrocidades que pasan en San Luis.

¿Que podrían decir esos constructores o empresarios árabes y españoles  o esos inversionistas foráneos o pueblerinos que antes tuvieron la fortuna “de hacer negocios” por los favores concedidos para ejecutar obra pública; como esa de avenida Universidad que fue un vil fraude en otro trienio y que hoy por hoy el responsable de esos trabajos  ha soltado a sus mastines para agredir, lanzando por consigna programas y mensajes bobos, estúpidos y llenos de maldad? obvio que ellos comparten y difunden que los Gallardo son un peligro.

Que pueden decir algunos medios o esos interlocutores que todavía en el gobierno anterior llenaron sus cuentas para proyectar la imagen del ex Alcalde Mario García Valdez, el cual repartió dinero a manos llenas. Por supuesto que dirán que los Gallardo son un peligro.

Lo cierto es, que el señalamiento hecho en el mensaje anónimo, arremete parejo y se va contra todos los medios de comunicación, a menos que por cobardía o ignorancia, sus autores desconozcan o finjan desconocer que los medios grandes, los medianos o los pequeños, siempre tuvieron legítimamente sus ingresos y opciones publicitarias destinando planas,  espacios en portales o tiempos importantes en la radio y en la televisión.

Que hoy las cenizas o la cofradía de los pañales cagados de la herencia navista, o bien, de algunos reductos priistas o del rancio panismo sientan temor de que una opción política distinta a ellos pueda lograr lo que  no pudieron concretar cuando fueron gobierno, ¡pues claro que les duele, les irrita, les ofende, los desconcierta y  les encabrona, y desde luego que para todos ellos los Gallardo son un peligro!

Por lo menos, en el mensaje anónimo, él o sus autores reconocen que la estructura gallardista ha permeado exitosamente en las zonas de mayor carencia y marginación, ¡Y vaya que es la inmensa mayoría en la capital del estado y su interior!

A  los habitantes de todos esos sitios rurales y urbano marginales que  durante años fueron olvidados y abandonados por otros gobiernos, el autor del maligno encargo, señala a todo ese sector poblacional como ignorante y miserable, es decir, trata con un vil desprecio a todo ese San Luis profundo, a ese gran segmento, donde hay que decirlo, los Gallardo no son un peligro sino que los ven como la mejor opción para lo que se aproxima, ya lo verán.

 

 

spot_img
%d bloggers like this: