29 C
San Luis Potosí
jueves, mayo 19, 2022

SEMOS POLECIAS

Entérate

spot_img

Por: Fernando Diaz de León Cardona

En materia de seguridad, sin duda, una de las acciones más importantes del gobierno de Ricardo Gallardo Cardona, lo es la creación de la Guardia Civil. Una nueva estructura en la que, – una vez más, se deposita la esperanza popular, para que en verdad se combata y se destierre a la delincuencia ya muy común.

Independientemente de la fusión de las policías o de la presencia castrense en mandos de una estructura creada para la prevención y la persecución de los delitos, el pronunciamiento del gobernador Gallardo, respecto a que corresponderá a todos nosotros hacerle frente a la delincuencia, suena interesante en un marco de corresponsabilidad social.

Llama la atención, porque se abre la posibilidad de que el Congreso del Estado se instale la pilas y asuma el propósito de adecuar u homologar algunas leyes federales con las estatales, para que un ciudadano tenga con qué y pueda defenderse sin tener que ser vinculado a un proceso sancionatorio.

Es decir, si el gobernador del estado esta señalando que a todos nos corresponde entrarle, pues lo sensato, lógico y solidario, es que al ciudadano se le permita tener en posesión un arma en su casa o en su negocio para proteger su integridad, su patrimonio y repeler el atraco o la incursión de los delincuentes.

En el Congreso de la Unión, este tema fue motivo de debate y hace tiempo se logró reformar el Código Federal de Procedimientos Penales en favor de la ciudadanía, sin embargo, en la mayoría de los estados de la Republica la población permanece secuestrada y atemorizada por una delincuencia que organizada o no sigue actuando de manera impune.

De nada servirá que la Guardia Civil disponga de personal calificado, de apantallantes unidades motorizadas de alta disuasión o del mejor armamento si no se trabaja en objetivos específicos y que son el epicentro que cala hondo en la sociedad,… robo, secuestro y homicidio, principalmente.

Tampoco servirán de mucho las novedosas unidades rentadas o compradas por el municipio de la capital si antes de su presentación en sociedad no se identificaron o se establecieron sanciones para aquellos policías y tránsitos que son unos verdaderos delincuentes.

A “Juan Pueblo” le vale madre si policía se escribe con “C” o con “S”, o si los elementos llegan diciendo.. “Semos polecias”. Al pueblo lo que le importa y le preocupa es saber si esos “polícias” son de los buenos o de los malos, por lo menos hasta para saber con quienes hablan.

Podrán llamar, si, – la atención, las ostentosas unidades motorizadas, los uniformes, las armas, los cascos y toletes que portaran los elementos de cualquier corporación, llámese Guardia Civil o de la secretaria de Seguridad Pública Municipal.

Sin embargo, al pueblo lo único que le interesa es que los malandros dejen ya de asecharlo, de atracarlo, de extorsionarlo. El habitante clasemediero, común y de bien, sueña con dormir tranquilo para irse a trabajar y ganar honradamente un ingreso para la familia.

El padre o la madre, la familia productiva, no desea levantarse o salir del trabajo y ver que su automóvil o motocicleta le fue robado o vandalizado. Tampoco espera que al regresar a casa se les diga que se metieron a robar y que sustrajeron el televisor o la computadora que sigue pagando en abonos.

Igual, el pequeño o mediano empresario, el comerciante, el dueño o encargado del changarro, espera llegar al negocio y encontrar la puerta o la cortina bien cerrada, no espera encontrar un boquete, los cristales rotos o ese desmadre que acostumbran a dejar las ratas cuando se introducen impunemente a una empresa, un negocio o vivienda.

Evidentemente que nadie desea estar en medio de un asalto a mano armada, a un secuestro o ser objeto de una extorsión directa o telefónica. Nadie quiere ser víctima del fraude electrónico, escenario por cierto cotidiano al que se enfrentan infinidad de potosinos.

Si la Guardia Civil y la Secretaria de Seguridad Publica Municipal serán la solución a la eterna pesadilla de los potosinos, pues qué bueno, bienvenidas sean – porque si es más de lo mismo, entonces ya nos chingamos…… Hasta pronto.

- Advertisement -

spot_img

Últimas Noticias

A %d blogueros les gusta esto: