EFEBOCRACIA

38

¿Por qué esta categoría?

Primero diré que los atenienses les llamaban efebos a los jóvenes entre los 14 y 20 años, que además lucían atractivos.

En aquella adolescencia primitiva denominada “efebía”, la adolescencia quedaba indefinida, hasta que el efebo maduraba.

Hoy califico de “efebocracia”, a la dictadura de los jóvenes de hoy que en su intento por abrirse paso en la política, apelan únicamente a su condición de jóvenes, para colocarse en las posibilidades de ser funcionarios o candidatos a cargo de elección popular.

El desprecio por los viejos y maduros. La hegemonía de la “juventud” alentada por la cultura posmoderna y el filosofía de lo inmediato, lo efímero, lo superfluo, el consumismo.

¿Qué los mueve? El mercado fácil del neoliberalismo, consumir es existir.

Culto a la juventud. El abandono de los principios, la lectura, sustituibles por la tecnología. El culto al cuerpo, al cuerpo sin cerebro, o un cerebro domesticado por la banalidad.

La efebocracia en nuestro país, comenzó tres lustros atrás, con el criterio de que los hombres y mujeres de cierta edad, son caducos e ineficientes.

Y que los jóvenes vendrían a salvarnos. Pero ya vimos que no.

Los jóvenes fueron presa de la codicia y la ambición.

Y la corrupción creció de manera exponencial.

La gente lo vivió y reflexionó. Prueba de ello es el triunfo de Andrés Manuel, y la edificación de un gabinete con gran parte de sus componentes mayores de 60 años.

La observación es, que sobrevive el que lee, el que reflexiona. El que piensa más allá de lo que alcanzan a ver sus ojos. El que construye utopías. El idealista. El soñador. Jamás el que es hedonista.

Ejemplos hay muchos.

Los norteamericanos, en el país más poderoso del mundo, tienen un presidente mayor de 70 años, y votaron por otro todavía mayor.

Que bien que los jóvenes se abran paso en la vida con trabajo, conocimiento, y mesura. Nunca tratando de humillar al prójimo por su condición de ‘viejo’.

Viene al caso porque la embestida que Gabino Morales le da a Juan Ramiro Robledo, para descalificarlo, es verdaderamente frugal.

GABINO MORALES, super delegado de la Sria. del Bienestar en SLP.

Un tipo que sobrevive de las apariencias, sin formación académica.

Oportunista. Cuya prenda es únicamente “su juventud”.

No entiende, como todos los demás, que esa “juventud, es pasajera, es parte del ciclo de la vida, que acabará, si bien le va, en otra etapa que deja atrás eso que es su valor único: la juventud.