Toda la música genera una estética popular, reflejo del contexto social: experta

16

Una persona hace un juicio de valor para calificar la estética de una pieza musical cualquiera que esta sea, independientemente de su género y desde esa perspectiva debe ser abordada su crítica explicó la doctora Dulce Asela Martínez Noriega catedrática de la de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en una visita para impartir una charla a estudiantes en el Instituto de Investigaciones Humanísticas de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

 

 

La doctora hablo sobre su trabajo de investigación en la Facultad de Música de la UAM, en donde aborda el tema de la estética en la música popular, especialmente en los géneros urbanos.

 

 

Explicó que su investigación busca identificar qué tipo de estética hay en los géneros musicales que no son clasificados por algunas personas, como “cultos”, por ello explicó que la estética musical hay que abordarla desde los juicios de valor que puede hacer una persona a partir de la música que escucha.

 

 

La Investigadora, comentó que en todos los géneros que escuchamos hay una estética, incluso en el reguetón, que va conformando colectividades de jóvenes, que a partir de ahí ellos generan procesos de identificación, relaciones sociales, provenientes de contextos de violencia, discriminación, pero no es determinante pues alrededor de ellos, hay otros factores que lo están construyendo y que forman todo un contexto sociocultural.

 

 

Agregó que el reguetón es un género ha sido estigmatizado, la estética proviene no solo de un contexto sociocultural, no solo en México, sino de un contexto global, es una especie de reflejo de lo que acontece en la sociedad, estamos en contexto de discriminación, estigmatización, violencia y aunado a la violencia de género que se vive en la sociedad.

 

 

La doctora Asela Martínez dijo que este género participa y colabora en los procesos de violencia, pero es solo una forma de mostrarlo: “culpamos a este género musical, pero si quitamos el reguetón y volteamos a ver música de otros países, está ahí, en las películas, novelas, internet, se puede observar todo el contexto de violencia y de sexualidad del cual no podemos escapar y debemos analizarlo si es que queremos cambiarlo como sociedad”.