22.3 C
San Luis Potosí
viernes, septiembre 30, 2022
spot_img

Dos buques de guerra de Estados Unidos transitan por estrecho de Taiwán

Entérate

spot_img

Dos buques de guerra de Estados Unidos navegaron el domingo 28 de agosto de 2022 por el estrecho de Taiwán, informó la Armada estadounidense, en la primera incursión de este tipo desde que China realizó ejercicios militares sin precedentes alrededor de la isla.

En un comunicado, la Armada dijo que la maniobra “demuestra el compromiso de Estados Unidos con una región Indo-Pacífico libre y abierta”.

Las tensiones en el Estrecho de Taiwán se dispararon a su nivel más alto en años este mes después de la visita a Taipéi de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y tercera autoridad electa de mayor rango del país.

Pekín reaccionó con furia, y lanzó maniobras aéreas y marítimas alrededor de Taiwán durante días. Taipéi condenó los ejercicios y pruebas de misiles como preparación para una invasión.

Taiwán –que tiene un gobierno autónomo y donde viven 23 millones de personas– vive bajo la constante amenaza de una invasión por parte de China, que reivindica esta isla regida democráticamente como parte de su territorio y promete recuperarla algún día, por la fuerza si fuera necesario.

Washington reconoce diplomáticamente a Pekín sobre Taipéi, pero mantiene relaciones de facto con Taiwán y apoya el derecho de la isla a decidir su futuro. Pero para Pekín es una de sus provincias, que todavía no ha logrado incorporar al resto de su territorio desde el final de la guerra civil china en 1949.

La Séptima Flota de Estados Unidos dijo que los dos buques lanzamisiles de clase Ticonderoga, el USS Antietam y el USS Chancellorsville, realizaron el tránsito “de rutina” el domingo “por aguas donde se aplica la libertad de navegación y sobrevuelo en alta mar, de acuerdo con el derecho internacional”.

“Estos barcos transitaron por un corredor en el Estrecho que está fuera del mar territorial de cualquier país”, según un comunicado.

Un portavoz de la Casa Blanca, John Kirby, afirmó el domingo en CNN que esta operación “envía un mensaje muy claro: la Armada estadounidense navegará, volará y operará en todos los lugares en que el derecho internacional lo permita”.

Kirby, un contraalmirante retirado de la Armada, dijo que la operación había sido “planeada hace mucho tiempo”.

El Ejercito Popular de Liberación de China (EPL) reaccionó afirmando que Estados Unidos había “exagerado abiertamente” el paso de los buques por el Estrecho.

El comando de operaciones del Este del EPL “está siguiendo y advirtiendo a los buques estadounidenses durante toda su travesía y está al tanto de todos sus movimientos”, afirmó su portavoz, Shi Yi.

“Las tropas de la sección (oriental) siguen en alerta máxima y están preparadas en todo momento para desbaratar cualquier provocación”, agregó.

El Ministerio de Defensa de Taiwán confirmó por su parte que un par de buques de guerra navegaron de norte a sur por el canal.
“Durante su recorrido en dirección sur por el Estrecho de Taiwán, las fuerzas armadas (taiwanesas) están monitoreando todos los movimientos relevantes en nuestro espacio marítimo y aéreo, y la situación es normal”, indicó.

La Séptima Flota estadounidense está basada Japón y es parte esencial de la presencia naval de Washington en el Pacífico.
Estados Unidos y sus aliados occidentales han aumentado los cruces de “libertad de navegación” por parte de buques de guerra tanto del Estrecho de Taiwán como del Mar de China Meridional para reforzar el concepto de que esos mares son vías fluviales internacionales, lo que provocó la ira de Pekín.

Washington ha dicho que su posición sobre Taiwán se mantiene sin cambios y ha acusado a China de amenazar la paz en el Estrecho de Taiwán y de utilizar la visita de Pelosi como pretexto para ejercicios militares.

Los simulacros de China en la zona incluyeron disparar múltiples misiles balísticos en aguas frente a Taiwán -algunas de las rutas de navegación más transitadas del mundo–, algo que Pekín no hacía desde mediados de la década de 1990.

Taiwán organizó sus propias maniobras, simulando una defensa contra una invasión y exhibiendo su avión de combate más avanzado en una inusual demostración nocturna.

Bajo Xi Jinping, presidente de China desde 2013, el tono de Pekín sobre Taiwán se ha vuelto más agresivo, con una mayor actividad militar y mensajes más combativos en los últimos años.

- Advertisement -

Últimas Noticias

A %d blogueros les gusta esto: