SLP sin riesgos derivados de sismos de últimos días

5

· La entidad se encuentra en Zona A, con sismos poco frecuentes y de baja magnitud.

· La dependencia, en coordinación con CONAGUA realiza verificaciones en los embalses del estado para descartar afectaciones.

· Destacó la utilidad de la red sísmica de localizada en San Luis Potosí, misma que detectó los movimientos con prontitud y precisión.

 

Hasta el momento no se registran daños a la infraestructura y a la población, como consecuencia de los sismos que se presentaron en los últimos días, dio a conocer el Coordinador General de Protección Civil, Ignacio Benavente Duque, quien agregó que, de acuerdo con instancias de estados vecinos como Guanajuato, no existe daño alguno en las presas cercanas a municipios potosinos, además de que en coordinación con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) se realizarán verificaciones en las presas de la entidad para descartar afectaciones.

 

El funcionario estatal aseveró que el domingo por la noche, la red sísmica de la dependencia a su cargo, registró un movimiento telúrico con magnitud de 4.5 grados, sin embargo, luego de recorridos realizados por la instancia municipal, se comprobó que no hubo daños materiales ni personales, especialmente en edificios y construcciones sensibles a los movimientos por su altura. Cabe destacar que durante la madrugada se presentaron 6 sismos en Guanajuato que no tuvieron repercusión en San Luis Potosí.

 

Puntualizó que, de forma inmediata, se comunicó con autoridades de Protección Civil de Guanajuato, para conocer la situación de presas en ese estado, sin embargo, manifestaron que no existía daño alguno en ninguna, desmintiendo mensajes transmitidos en redes sociales que aseveraban los percances en ambas entidades.

 

Añadió que San Luis Potosí se encuentra dentro de la zona A de las regiones sísmicas de México del Sistema Sismológico Nacional, cuyas características son movimientos poco frecuentes y de baja magnitud. En lo que va del 2021, se han registrado 19 temblores, desde los 3.5 hasta los 4.5 grados, en su mayoría, imperceptibles.

 

Destacó la utilidad de la red sísmica instalada en la entidad por la dependencia, aparatos que probaron su efectividad al detectar los movimientos recientes, oportuna y de manera precisa.

 

El titular de la dependencia indicó que, se tuvo contacto también con investigadores del área de Geociencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus

Juriquilla, para conocer el estado actual del movimiento de las placas tectónicas que atraviesan ambas entidades, por lo que se determinó instalar cinco sismógrafos más para realizar un estudio a profundidad sobre los fenómenos.

 

Como recomendación, el funcionario dijo que, durante los movimientos o temblores, la población debe alejarse de puertas y ventajas, utilizar sólo escaleras y no elevadores, conservar la calma, no gritar ni correr, y si es posible, cortar la electricidad y el gas; además si se encuentra en un vehículo, se debe estacionar lejos de edificios altos; la evacuación debe ser únicamente si se cree que hay tiempo suficiente y está seguro.

 

Antes de los sismos, las familias deberían elaborar su plan de protección civil, llevar a cabo simulacros, identificar zonas de seguridad y revisar las instalaciones de gas y electricidad.

 

Posterior a algún temblor, Benavente Duque aconseja revisar las condiciones del hogar, verificar instalaciones de gas y no prender ningún tipo de fuego antes de hacerlo, utilizar el teléfono únicamente en caso de emergencia; seguir recomendaciones de las autoridades, informarse bien y no propagar rumores; y mantenerse alerta porque pueden presentarse más sismos o réplicas.

 

Asimismo, en caso de posibles daños como consecuencia de los sismos registrados en los últimos días, recomendó reportarlos a la unidad municipal de Protección Civil.

 

Finalmente, el funcionario mencionó que, este lunes, personal de Protección Civil junto a elementos de la CONAGUA, llevarán a cabo supervisión en los diferentes embalses localizados en el territorio potosino para descartar que presenten afectaciones que puedan amenazar su estructura.