Colectivas feministas denunciaron violencia política de género por parte de PCP

8

– Fue este jueves que se interpuso un recurso de inconformidad por parte de integrantes del Partido Conciencia Popular respecto a la repartición paritaria

Un colectivo de feministas denunció este viernes misoginia y violencia política de género ejercida por miembros del Partido Conciencia Popular (PCP).

Fue este jueves que se interpuso un recurso de inconformidad por parte de integrantes del partido antes mencionado, por lo que aseguraron que dicho recurso vulnera los derechos políticos de tres mujeres que han abonado a la vida democrática del estado.

“Exhortar a los Tribunales Electorales, al Ceepac, al INE, al Observatorio de Participación Política de las Mujeres en San Luis Potosí, a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, y demás autoridades hacer cumplir la ley y sobre todo la justicia con perspectiva de género”.

Consideraron que el Partido Conciencia Popular realiza constantemente prácticas endogámicas, tanto a la presidencia del propio partido político como la integración de Congreso del Estado, debido a que una misma familia realiza constantemente prácticas patriarcales, que privilegian únicamente a los hombres.

Entre las afectadas se encuentra una mujer indígena que ganó la elección para la diputación del Distrito 15 local, por la coalición conformada por el PAN, PRI, PRD e incluso el propio Conciencia Popular.

“Hasta pasada elección señalan inconsistencias en la militancia y postulación partidaria de Bernardo Reyes, asegurando que debería pertenecer al PRI y no al PAN, de esta manera el PAN sería acreedor a una diputación de representación proporcional en la asignación realizada por el Ceepac, restándole la cuarta diputación plurinominal a Morena dicho posición encabezada por Marcela García Vásquez”.

El objetivo, señalaron, es generar un desequilibrio en cuanto a la paridad de la integración del Legislativo para así retirar la diputación de representación proporcional a María Elena Ramírez Ramírez, quien cuenta con 18 años como militante de CP, y que lamentablemente sostiene una relación laboral con el presidente del partido en el que milita.

“Todo lo antes mencionado únicamente con el fin de perpetuar prácticas patriarcales y constitutivas de violencia política de género para privilegiar la permanencia de Oscar Vera Fabregat, quien busca una segunda reelección para acumular nueve años consecutivos como diputado local”.