21 C
San Luis Potosí
jueves, julio 7, 2022

Enemigo en casa

Entérate

spot_img

Por: Fernando Diaz de León Cardona

 

Enormes han sido las expectativas que el gobernador José Ricardo Gallardo Cardona ha despertado para lograr un San Luis Potosí más próspero. Su intención en convertir a nuestro estado en una región más competitiva, más justa e igualitaria es un desafío descomunal y no imposible lograrlo.

El anuncio y arranque de obras emblemáticas e importantes como el rescate y remodelación de los Parques Tangamanga I y II constituye el primer acierto de su administración. Por supuesto que le sigue la reconstrucción del Periférico Poniente, así como otras acciones importantes en la capital potosina y en las distintas regiones de la entidad.

Para lograr concretar los proyectos, Ricardo sabe que no solo se requiere de buena voluntad, sino visión, determinación y dinero, mucho dinero. Por lo pronto ya el gobernador metió en la polla de las inversiones a los hombres de negocios. Solo deberá tener cuidado de que en esa dinámica atractiva para San Luis Potosí no lo secuestre o lo haga rehén de intereses privados perversos.

Si Gallardo establece sus condiciones, traza bien su línea y pinta oportunamente su raya, las inversiones compartidas, obras asignadas o concursadas serán un éxito. Solo deberá ser muy cauteloso en mantener siempre bien separado el poder económico del poder político y viceversa, porque si incurre en los viejos vicios de la herencia maldita será un mandatario que no lo hará diferente de otros.

A poco menos de medio año de gobierno, yo diría que Ricardo va bien y ojalá que los frecuentes ajustes a su gabinete sean una práctica constante y en el animo de mejorar la administración. Nadie puede darse el lujo de apoltronarse en sus escritorios y ni tampoco incurrir en excesos de cualquier índole. Me refiero a que ni abusos, ni atropellos, actitudes de soberbia y ni las manos metidas en el cajón.

Para remover a sus funcionarios, Gallardo no requiere ni necesita madrearlos o exhibirlos públicamente. No necesita de sicarios en los medios para realizar los ajustes que el crea conveniente, basta con que el así lo decida y no habrá poder alguno que se oponga. Lo que no es prudente es que a los removidos o por remover los sometan a juicios sumarios de desprestigio para justificar su salida.

Dicen que la mala información se combate con la buena información y que la lucha en las redes se gana en las redes mismas. Eso es cierto, aunque en ocasiones se exagera o algunos se extralimitan. A lo mejor por eso les pagan.

A Ricardo no pueden someterlo a la sobrexposición mediática como se esta haciendo. Está bien lucir iniciativas y cacarear las obras, las acciones y los proyectos en puerta, pero los excesos no son buenos porque está demostrado que son contraproducentes y se revierten, y no precisamente para bien.

Tan solo al día de hoy, su área de comunicación social ha enviado 1,280 comunicados de prensa. Un promedio de 10 boletines diarios y como 6 mil graficas alusivas a algo, – de lo que sea. Por irrelevantes o chafas que se muestren. Pareciera que la intención es llenar todos los espacios en medios y en redes. Solo esperemos que estos no se conviertan en los Goebbels modernos.

Y a propósito de, algunos medios todo les publican, – a cambio de nada o sin esperar recompensa alguna, otros no lo sabemos, pero ese no es el problema, sino que lejos de posicionar, analizar y dimensionar acciones gubernamentales importantes o trascendentes están desgastando tempranamente y sin necesidad la imagen de un mandatario que apenas está por cruzar los primeros 6 meses de gobierno.

Dicen los enterados, que la guerra en el ámbito político y gubernamental es cruenta. Me refiero a que la lucha no es entre fuerzas progresistas, entre neoliberales y conservadores, entre ricos o pobres, o entre verdes ecologistas contra priistas, panistas o perredistas, sino muy desafortunadamente entre gallardistas y, el único que no parece darse cuenta es el mismo gobernador. En fin, ya llegara su hora.

Hasta pronto

- Advertisement -

Últimas Noticias

A %d blogueros les gusta esto: