Se consumó la elección de Estado

214

DE FONDO

Fernando Díaz de León Cardona

Se consumó la elección de Estado

Conforme avanza el Programa de Resultados Preliminares PREP, las tendencias electorales en la capital potosina no le favorecen, en este momento, al candidato del PRD, Ricardo Gallardo Juárez. El proceso de ayer domingo, digámoslo con claridad, dio un vuelco aparentemente inexplicable, colocando como probable ganador de la contienda a Francisco Xavier Nava Palacios, candidato de la coalición PAN-MC.

Si bien es cierto que el nivel de posicionamiento que alcanzó MORENA, en el estado potosino y en otras entidades del país es sorprendente, tampoco lo es tan sorpresivo porque tiene su origen y explicación en el efecto AMLO que produjo la elección presidencial, en donde Andrés Manuel López Obrador se alzó con una victoria contundente sobre los candidatos del PAN y del PRI con un porcentaje que podríamos decir fue histórico y determinante.

La elección que despertó mayor interés y pasión, fue sin duda, la de presidente municipal, una contienda donde las casas encuestadoras, algunas chafas y otras serias, habían dado como virtual ganador al candidato del PRD y que de acuerdo con el avance del Programa de Resultados Electorales PREP, quedaba hasta la madrugada de hoy en segunda posición precedido del candidato del PAN.
Las razones del posible triunfo del PAN en la capital potosina, el avance de MORENA y varios de los motivos que propiciaron la derrota del PRD, tienen en mi opinión, una sola explicación que se traduce en algo que se veía venir, es decir, en la “consumación de una elección de Estado” que comenzó a fraguarse desde la llegada misma a la presidencia municipal de Ricardo Gallardo Juárez.

No hace mucho, en este espacio, se sostenía que las cosas transitaban en una ruta que parecía se estaba maquinando “una conspiración” desde las entrañas del poder público y desde el corazón mismo de otros sectores económicos, políticos y sociales importantes que, en buena medida, lograron ejercer la rudeza del poder y del efecto mediático como factor que contribuyó al resultado electoral de ayer

Quizá existan otras razones que motivaron la derrota del PRD, y, visto en un contexto real o en su justa dimensión, podríamos resumirlas tal vez en el exceso de confianza, en actitudes de traición, soberbia, deslealtad y simulación que se dieron en el ámbito del propio partido, así como en los errores cometidos por gentes cercanas que se apartaron de los propósitos del proyecto Gallardista para sentarse en el confort y en la comodidad del cargo y el ingreso.

En lo personal, podría afirmar que Ricardo Gallardo Juárez, hizo lo que tenía que hacer para buscar y lograr la reelección, y para ello, existieron condiciones y coyunturas favorables para repetir en la Alcaldía, sin embargo, debe puntualizarse que “algunos” de sus cercanos colaboradores no percibieron, no dimensionaron y no vieron a tiempo el monstruo al que se enfrentaban.

Seguramente Gallardo regresará a la Alcaldía para concluir con su trabajo y cerrar bien su administración. Durante todo su período como Alcalde, demostró ser un hombre entregado e incansable, las acciones de su gobierno ahí están. Para lo que vendrá después ya tendrá tiempo de reflexionar, pero siempre con la certeza y el orgullo de haberle cumplido a los potosinos en lo que en sus manos y alcance estuvo.