Quien comete un delito se expone a linchamientos: Iglesia

19

El vocero de la Arquidiócesis de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera, condenó el ataque que sufrió el sacerdote Miguel Camacho Méndez, en la comunidad de Tambaca, del municipio de Tamasopo.

Expresó que el sacerdote fue agredido por lo menos por tres personas que se introdujeron a la casa parroquial donde lo esperaron y lo acuchillan para presuntamente robarlo. Ante ello, dijo que la comunidad logro atrapar a uno de ellos, mientras que el resto se escapó.

Mencionó que el estado de salud del padre está reportado como estable, “está fuera de peligro aunque delicado, las cuchilladas no tocaron órganos vitales, pero si en la cara, espalda y en el costado”.

A pesar de estos hechos, descartó que sea necesario solicitar seguridad adicional en las parroquias de la entidad.

Expuso que se ha notado un incremento de la criminalidad en los templos sobre todo de robos.

Sobre la reacción que tuvieron los habitantes de la comunidad de Tambaca quienes intentaron linchar al presunto agresor del sacerdote, Priego Rivera consideró que no se puede condenar a la comunidad por estos hechos pues además la policía llegó tarde. “Cuando la autoridad no responde existe un instinto de defensa propia”.

Asimismo comentó que en el actual sistema judicial el único que corre riesgos es la víctima, mientras que los criminales son protegidos por sus derechos humanos aunque no tengan sentimientos.

“No aplaudimos la autodefensa, pero hay que reconocer que hay un instinto de conservación por parte de los individuos y las sociedades, quien comete un delito se expone a una reacción de esa índole”.