Permanece vigilancia sanitaria a pipas distribuidoras de agua

12

Hasta el primer trimestre del año, la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), ha revisado un total de 125 pipas para el abasto de agua potable para garantizar que el agua que consumen los usuarios es de calidad y no constituye un riesgo sanitario, por lo que a la par de la supervisión de las condiciones del tanque, se realizan muestreos del agua que transportan.

 

Las labores se realizan en cumplimiento a la NOM 230-SSA1-2002 y la NOM 127 SSA1 1994 donde se establecen los requisitos sanitarios que deben cumplir los sistemas de abastecimiento público y privado durante el manejo del agua así como los límites permisibles de calidad.

 

En las supervisiones se revisa la calidad del agua, adecuada cloración, condición del tanque el cual no debe presentar corrosión, encontrarse limpio y contar con la leyenda “Agua Potable”; el vehículo debe ser exclusivo para el transporte de agua potable”.

 

Además las pipas deben presentar la manguera de distribución en buenas condiciones y sin fugas, permanecer cerradas hasta su vaciado, concentrado de cloro residual de 0.5 a 1.0 mg/l, sello hidráulico en el punto de extracción, mangueras y válvulas libres de contaminación, bitácora de servicios, no presentar fugas de agua y dar uso exclusivo para transportar agua para consumo humano.

 

La Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), recomienda a los usuarios de éste servicio, no consumir agua de pipas de dudosa calidad, así como agua de pipas para la construcción o agua para riego de jardines y asegurarse que los vehículos que surten de agua para consumo humano porten la leyenda “Agua Potable”.