Objetivos del milenio deben concretar acciones que no únicamente beneficien a las mujeres: OUEG-UASLP

20

Seguir pensando que los temas de género son para mujeres, es un error, a pesar de que nunca se cierra las puertas a los que deseen asistir a las conferencias, la presencia siempre es más de mujeres, aunque a últimas fechas hemos percibido la presencia de algunos hombres involucrados en el desarrollo del tema de equidad, lo cual habla de la inclusión en los programas educativos y en las políticas universitarias destacó la Mtra. Carolina Olvera Castillo, integrante del Observatorio Universitario de Equidad de Género (OUEG) que forma parte de la División de Desarrollo Humano de la UASLP.

 

 

Reconoció que el OUEG es un tópico necesario en la institución, precisamente por el enfoque transversal de derechos humanos, inclusión educativa, diversidad e igualdad de género, “al hablar de igualdad de género no estamos hablando de igualdad solo de mujeres si no la representación de los hombres en otras áreas en las que quizá no se hayan insertado todavía”.

 

 

 

Citó que precisamente se crearon en los años noventa los estudios de las masculinidades, “el doctor Juan Carlos Ramírez de la Universidad de Guadalajara dice que los estudios de los hombres son estudios de género de las masculinidades, y por ahí hay un tópico pendiente, y sobre paternidades activas, no solamente en la universidad sino como otra manera de acercar ambas partes, e incluso las que no son sexobinarias, sino que incluyen a las diferentes modalidades”.

 

 

Señaló que en las diferentes áreas de la educación se ha comprobado la feminización de las carreras y una masculinización de otras como las ingenierías, en áreas de: matemáticas, física, astronomía; sin embargo, y las estadísticas lo dicen, no solo en las estudiantes también en las académicas ha habido una mayor inserción de mujeres en estas áreas, no solo apoyada por otras sino por las políticas educativas que se tienen dentro y fuera de las Instituciones de Educación Superior (IES).

 

 

Añadió que, sí hay un número significativo de mujeres en la ciencia, aunque evidentemente no son los números que se pretende fuera más equitativo, pero eso no impide se continúe trabajando.