Lactancia materna contribuye en la salud y el buen desarrollo de las y los infantes

    15

    ·       Un bebé alimentado exclusivamente del seno materno durante los primeros meses de vida tiene menos predisposición a padecer obesidad en la adultez

    La alimentación con leche materna para las y los recién nacidos es recomendable por lo menos durante  los primeros seis meses de vida y de esta manera, se proporcionan los nutrientes y defensas que contribuyen un buen desarrollo de las y los niños hasta llegar a la edad adulta, así lo señaló la doctora Rosa María Ruíz García, jefa del área de Neonatología del Hospital General de Zona No. 1 de San Luis Potosí.

    La especialista refirió que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante la emergencia sanitaria de COVID-19, recomienda apoyar la lactancia materna bajo el lema “Apoyar la Lactancia Materna, contribuye a un Planeta más Saludable”, en ese sentido, expuso la importancia de alimentar con la leche materna exclusiva hasta los seis meses de edad.

    Señaló que la leche es el alimento adaptado de forma natural a las necesidades alimentarias del recién nacido. Durante la gestación, la transferencia de alimentos y nutrientes de la madre al bebé ocurre por medio de la placenta; posterior al nacimiento, se da a través del calostro que es característico por contener abundantes proteínas y sales minerales, expresó la especialista.

    “El calostro que se caracteriza por tener un color amarillento y una textura muy espesa, es el alimento idóneo para las y los bebés, y su administración debe de comenzar casi de manera inmediata al nacimiento”, comentó.

    Resaltó que el IMSS recomienda la lactancia materna exclusiva durante por lo menos los primeros seis meses de vida, y a libre demanda, es decir, la y él recién nacido pueden ser alimentados la cantidad de veces que requieran y sin tener un horario específico.

    En la actualidad existen estudios que señalan que se puede alimentar del seno materno desde el nacimiento y hasta los 2 años de edad, sin que la leche pierda sus propiedades, precisó.

    Ruíz García enfatizó que, la leche materna es la mejor fuente de nutrientes para el lactante, ya que, sus componentes cuentan con los nutrimentos necesarios para el buen desarrollo físico y mental. Indicó que contiene leptina, la cual es una hormona que controla la obesidad aunado a que contribuye al desarrollo intelectual, psicomotor y agudeza visual.

    Argumentó que ante la emergencia sanitaria es necesario reforzar el sistema inmune de las personas, “este reforzamiento se puede dar desde el primer instante de vida al privilegiar la alimentación del seno materno”, indicó.

    “Cuando nacemos no contamos con las defensas que nos protejan de las infecciones respiratorias y diarreicas, ya que, los biológicos que ayudan a crear estas defensas se comienzan a desarrollar a partir del segundo mes de vida, por lo que la leche materna nos protege contra estas enfermedades”, expuso.

    Para finalizar la neonatóloga del IMSS, destacó que el Hospital General de Zona No. 1, se encuentra en proceso de certificación para ser catalogado como “Hospital Amigo del Niño y la Madre”, al favorecer la alimentación directa del seno materno, fomentando el apego inmediato y evitando el uso de mamilas y chupón, con el único objetivo de fomentar la lactancia materna como alimento exclusivo y con ello mejorar no solo la nutrición sino además el sistema inmune de las y los niños.