Instituto Tecnológicos de Mazatlán interesado en colaborar con la UASLP

18

 
Debido a los trabajos de investigación que recientemente ha desarrollado la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la UASLP en materia de cuidado del medio ambiente, el Instituto Tecnológico de Mazatlán tiene la intención de realizar una firma de convenio con la Casa de Estudios Potosina.

 

De visita en San Luis Potosí, la catedrática del Instituto maestra Pamela Spanopoulos Zarco destacó que la intención es que estudiantes y catedráticos puedan realizar trabajos de colaboración, pues se pretende ligar las áreas de trabajo en materia de biomonitores o sensores biológicos de contaminación.

 

Apuntó que en Mazatlán ella y otros catedráticos están muy al pendiente de los contaminantes que afectan a los peces, debido a la geografía de la ciudad, sin embargo destacó que para entender la contaminación en general y algunos aspectos que están afectado a la fauna mariana se debe entender también la composición de otros ecosistemas terrestres, por lo que no descartó que se pueda tener relación con la Facultad de Agronomía y Veterinaria, a través de las áreas de investigación que mantienen de aspectos relacionados con la tierra y las plantas.

 

Señaló que estos trabajos permitirán fortalecer ambas áreas de investigación y generar más información necesaria para mantener un adecuado desarrollo sustentable en nuestro país, en favor de todos los ecosistemas.

 

De la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la UASLP la catedrática destacó que conoce que se trata de una entidad que está muy ligada a trabajos de investigación de tierra y plantas.

 

Aseguró que el trabajo colaborativo que pudiera darse entre ambas instituciones es importante, pues es a través de la ingesta de alimentos como los contaminantes hacen mella en el ser humano, provocando las enfermedades.

 

La investigadora, quien también está pendiente de las normas ambientales que regulan el contenido de materiales pesados de los alimentos, destacó que actualmente hay poca revisión y actualización de dichas normas por parte del Congreso de la Unión, lo cual impide que la calidad de los productos que se realizan en México puedan ser de exportación, pues aunque el consumo local de peces es alto en Sinaloa, y ese Estado, surte a buena parte del país, hay desechos de productos del mar que presentan alto contenido de materiales pesados y se transforma en alimentos para otra cadena alimenticia, lo cual propicia que estos materiales terminen en la mesa de los consumidores mexicanos.

 

De manera particular, la catedrática explicó que se ha detectado que en Sinaloa cierta comida para pollos se realiza con desechos del mar (ensilados) en los cuales se ha detectado alto contenido de metales pesados y por tal motivo al otorgar el alimento procesado con estos ensilados a los pollos, cuando se consume esa carne, se camina a otras áreas de la agricultura y al ser humano, lo cual resta calidad a los productos, por ello es necesario que esa larga cadena se deba modificar.