Conminan a acatar medidas sanitarias respecto a enfermedades vectoriales

16

En esta temporada de calor no se debe bajar la guardia en cuanto a las recomendaciones de la secretaría de salud de Gobierno del Estado, para evitar la propagación de los vectores (moscos), que propician enfermedades como dengue, zika y Chicungunya; destaca el doctor Javier Alejandro Zermeño Guerra director de la Facultad de Medicina de la UASLP.

 

Aunque se estén presentando casos de enfermedades más agresivas para el ser humano, esto no quiere decir que los vectores (es decir el mosco transmisor) sea más agresivo, explicó el director, ya que el virus tiene muchas mutaciones, y debido a que los vectores vienen del sur, se ha podido conocer que los cuadros de dengue, que se han presentado en América central, apuntan en las estadísticas a que los casos presentados en pacientes, son más agresivos que en el pasado.

 

Sin embargo, el catedrático Universitario, destacó que en esta temporada las autoridades sanitarias deberán estar más atentas a que potencialmente se presenten casos de dengue hemorrágico: “no hay mucha estadística de donde sacar información, más que saber cómo vienen las tendencias epidemiológicas de Centro América”.

 

Apuntó que en el ciclo de la prevención en las viviendas hay que estar atentos a mantener limpios de cacharros los traspatios, vaciar o tapar los botes con agua limpia, además las autoridades de salud, deben llevar las medidas sanitarias a las zonas de ríos y de climas cálidos, y por lo tanto la gente debe tener precaución en la formación de charcos y en la exposición a esas zonas, para no sufrir picaduras en la piel.

 

El director universitario destacó que no se pueden realizar otras medidas de prevención, pues, aunque el virus del dengue sea más agresivo, el tratamiento para su combate es el mismo, por ello insistió en que la gente tome precauciones y realice todas las medidas de prevención que se han difundido como: utilizar mosquiteras en las puertas de las viviendas, realizar fumigaciones, evitar almacenar agua limpia en tambos al aire libre, retirar de las azoteas y/o traspatios cacharros o llantas viejas, evitar la formación de charcos y no acudir a las zonas de matorrales; estas medidas permitirán a la población mantenerse alejada de los vectores y evitar picaduras.