Lunes, 27 de Febrero 2017 3:08:29 am

Paréntesis

Domingo, 26 Febrero 2017 00:00 Publicado por: 

 

Pues sí, definitivamente “Los burros la tienen más gruesa”

 

 

No son los señalamientos, o las acusaciones mutuas, ni la confrontación mediática entre el gobierno del estado y los gobiernos de la zona metropolitana lo que preocupa a los potosinos, sino la existencia de toda una red que se empeña, maniobra, teje, manipula e impulsa desde las entrañas mismas del poder público y desde los partidos políticos una burda guerra en la que el gran perdedor será sin duda San Luis Potosí.

 

 

La crítica orquestada y sistemática a las acciones y programas sociales de los gobiernos de la capital y su conurbado Soledad de Graciano Sánchez, así como los reacomodos internos en el PRI y el PAN, envían claras señales de ser parte de una guerra sucia, de un plan premeditado y calculado desde los oscuros cuartos de guerra que operan dirigentes de los partidos políticos y algunos funcionarios de primer nivel del gobierno estatal.

 

 

A ello se suma la polémica reciente por las cifras cruzadas sobre la incidencia delictiva, su presunta manipulación y desmentido. Esa guerra de declaraciones deja en claro que todo es, desafortunadamente, causa, producto y resultado de una batalla distinta, de una lucha política precipitada, adelantada, desesperada y despiadada frente a los escenarios político-electorales que los potosinos presenciaremos antes durante y después del 2018.

 

 

Sin más elementos de juicio o datos que contribuyan a su veracidad, el PRI lanza por consigna ataques al Gallardismo y el PRD reacciona, y acusa directamente al gobernador Juan Manuel Carreras de tolerar, enrarecer el clima político y de adelantar los tiempos electorales. Nomás el Güero les gustó.

 

 

Sustentados o no, el fuego cruzado ya comenzó y sus efectos son hasta ahora impredecibles, “y todo por la piel tan delgada que muestran los principales actores políticos” “¡pues claro!, solo los burros la tienen gruesa”, llegó a sostener el Chiquis Fernández, líder estatal del PRD, pero lo cierto es que la guerra ya inició y así habrá que entenderse, la política así es, y, valdría la pena remontarse un poco para encontrar la punta de la madeja.

 

 

Obviamente que el resultado electoral contundente contra el PRI y el PAN en el 2015 es la causa y motivo de lo que empieza a gestarse. “Pegarle a Gallardo a costa de lo que sea y al costo que tenga es la consigna”. “Hay que desprestigiarlo y hacerlo quedar mal” “hay que cuestionar su gobierno,” “magnificarle el mínimo error y reducir a su máxima expresión y espacio las buenas acciones de su administración.”

 

 

Desde la perversidad de esos cuartos de guerra, se tramó echar abajo las iniciativas del Ayuntamiento para que el costo del predial y las tarifas del agua potable no se ajustaran o aumentaran. Los Fondos Metropolitanos se los agenció la SEDUVOP y con ello se impidió que el Ayuntamiento obtuviera más recursos para no lucir y dejar de realizar obras importantes para la capital como lo es la urgente rehabilitación integral de la avenida Fray Diego de la Magdalena.

 

 

Las movilizaciones y declaraciones persistentes en contra de la administración capitalina no son casuales o fortuitas; tiene un origen, hay cerebros y financiadores. Abiertamente ya han señalado a funcionarios de primer nivel del gobierno carrerista de inducir y pagar a seudo líderes para que sistemática y permanentemente se le atraviesen al gobierno de la ciudad. Los pretextos son varias: Que si el TPCH, que si Sandra, que si la transparencia, en fin, banderas no faltan y los que no tienen ninguna las inventan, la cosa es joder.

Valora este artículo
(0 votos)