“Las Cañadas” futurismo político y negocio del siglo

146

“En este país el sistema se prostituyó cuando los del dinero comenzaron a hacer política y cuando los políticos le entraron con ellos para hacer negocio” (Rzc)

Desde hace años, digamos, cerca de tres o cuatro décadas, el empuje y el desarrollo inmobiliario sorprendente y espectacular que ha experimentado la capital potosina, ha estado irremisiblemente vinculado o asociado el poder económico y el poder político. De siempre, desarrolladores, funcionarios federales, estatales y representantes populares, sean gobernadores, alcaldes o diputados han caminado juntos y de la mano para hacer fortuna y para hacer política, nadie medianamente enterado lo puede negar ni ocultar.

Por regla general de costumbre, es el poder político el que se ha subordinado al poder económico, y salvo algunas excepciones, son los políticos metidos desde hace años a empresarios los que a veces han logrado supeditar y someter a los dos, principalmente aquellos que han incursionado en empresas de medios que han servido y utilizado como plataforma para hacer política y negocios; algunos con éxito y con mucho dinero y otros con poco o casi nada de los dos.

Este crecimiento inmobiliario que comenzó su auge en los años setenta con fraccionamientos agringados por su tipo y modelo de construcción, lo inició la empresa CECSA de Joaquín Zendejas, en el sector norte de la ciudad. Posteriormente y ya en la década de los setentas y los años ochenta, se comenzó a urbanizar lo que hoy conocemos como Lomas Primera Sección y otros espacios localizados hacia el poniente de la ciudad que desde entonces advertían buena plusvalía.

Fue en la década de los noventa, cuando el boom inmobiliario comenzó a consolidarse con desarrollos situados en lo que todavía conocemos como Garita de Jalisco, La Tenería, Tangamanga, Lomas de la Garita, Villa Antigua, El Gran Peñón, Lomas 3ª y 4ª sección, Desarrollo del Pedregal, Loma Blanca y La Vista, entre otros, cuyo régimen de propiedad habría sido ejidal o comunal se convirtió en propiedad privada tras ventajosas y turbias negociaciones de los desarrolladores o fraccionadores con los antiguos dueños.

Desde hace años, la propiedad comunal o ejidal ha sido irremediablemente blanco central de algunos desarrolladores que nadie, en su sano juicio podría descalificar por su contribución al crecimiento y modernidad de la ciudad con la edificación de importantes sectores residenciales, influyentes complejos hospitalarios, agencias de autos, casinos, supermercados, grandes plazas comerciales e instituciones de educación superior como el Tecnológico de Monterrey o ampliaciones de la UASLP.

Evidentemente que todo este proceso inmobiliario ha sido determinante en la vida política y económica del estado, principalmente en la capital potosina, en tanto que, desarrolladores importantes representados por las familias Rangel, López Medina, Muñiz Werge, Torres Corzo, Cerrillo Chowel, De los Santos y otros de menor calado como Mahabub Mata, han financiado proyectos políticos, han incidido y encausado decisiones que han alentado figuras y favorecido aspiraciones personales, que solo han beneficiado a un puñado de curros o aventureros con pedigrí que ocultan su verdadero rostro bajo esa máscara a los que algunos llaman “potosinidad”.

Desarrolladores importantes, otros medianos y no hace mucho tiempo insignificantes, no solo han logrado fortunas insultantes con el negocio de la compra de terrenos a precios miserables, con la urbanización de grandes extensiones y su reventa, sino que implacablemente han sido factor de decisión en los procesos políticos de sucesión gubernamental estatal y municipal con el otorgamiento,- a veces, de oscuros financiamientos o con el respaldo y el acompañamiento mediático que limpia caminos, ataca y denigra a adversarios que no encuadran en sus intereses políticos y económicos.

Por el grado de dificultad y probables escenarios de conflicto, hoy por hoy, están sobre la mesa dos proyectos que bien vale la pena escudriñar. El primero, que incluso ya está en medios nacionales; forma parte de la agenda de la cámara de diputados y de la presidencia de la República, es el relacionado a San Juan de Guadalupe y sus anexos Tierra Blanca y San Miguelito.

Nos referimos al proyecto de Desarrollo Inmobiliario denominado “Las Cañadas” impulsado por Carlos López Medina y,- el segundo, que corresponde al mega desarrollo impulsado desde el gobierno de Fernando Toranzo Fernández, por Industrial Minera México IMSA, obviamente ahora respaldado por el gobierno de J.M. Carreras y por el presidente municipal Xavier Nava palacios.

En el primer proyecto, sin profundizar, y al margen de los acuerdos económicos que desde hace años trabó “El Chato López” con los Comuneros de San Juan de Guadalupe,- alejados además de los enjuagues, amarres o enredos con otros Desarrolladores locales o foráneos involucrados, en lo que podría interpretarse como el negocio inmobiliario del siglo, el empresario Carlos López Medina y sus socios de la “Inmobiliaria Chinancalli” colocaron en el centro de la discusión algunas situaciones importantes que no se pueden soslayar o pasar inadvertidas a lo que han denominado: “El mejor y más completo concepto de vida”.

Primera: Que Carlos López Medina, le está haciendo efectiva y le está cobrando puntualmente al Alcalde Xavier Nava Palacios, la factura por el apoyo político-financiero que le habría dado para llevarlo a la presidencia municipal, esto en el corto y mediano plazo mediante el uso faccioso del IMPLAN y la aprobación en Cabildo para el cambio de uso de suelo y el otorgamiento de las licencias para iniciar con el proceso constructivo de urbanización del Desarrollo “Las Cañadas”.

Segunda: Que en esa inercia de compromisos y resarcimiento por favores y aportaciones en campaña, el gobernador Juan Manuel Carreras López, no está exento de que “el Chato López” también le esté cobrando el favor, simplemente porque esto así funciona y porque visiblemente sus actos de gobierno son compatibles con los intereses políticos y económicos con quien gobierna el Ayuntamiento de la capital.

Tercero.- Que en este desarrollo proyectado en terrenos que aún son propiedad de los comuneros de San Juan de Guadalupe, esa especie de triunvirato de navismo rancio, orgánico y tradicional, junto con algunos inversionistas de extracción panista o priista, se verán claramente beneficiados con el negocio del siglo, el cual implica un trafique que les da vida y oxigenación luego de un largo y prolongado tiempo de permanecer en la banca y en la exclusión.

Cuarto.- Que este proyecto inmobiliario de miles y miles de millones de pesos, podría por su origen y esencia, convertirse en precipitante central y coyuntura para el proceso de sucesión gubernamental en el 2021, ya que la inversión proyectada y las ganancias a obtener alcanzarán para empujar y financiar cualquier candidatura.

Quinto.- Que el interés del gobierno municipal, no es para favorecer el crecimiento de la ciudad, sino para privilegiar a los desarrolladores involucrados en un gran negocio, y porque además deposita la semilla y la esperanza para que, Xavier Nava, obtenga llegado el momento su bendición para reelegirse en la Alcaldía, o bien, para buscar la candidatura al gobierno del estado, por cualquier partido,- el que sea,- es lo que menos le importa a este muchacho. Lograr poder político y económico es su meta, la ideología y el abuelo son cosa del pasado.

Lo anterior explica, como es que de la manga y de entre archivos, viejos hubiesen sacado el oficio S386 del 6 de marzo del 2013, donde apenas este 14 de enero de 2019, se notifica la autorización del Cabildo para el inicio de los estudios, trabajo e implementación de los planes parciales en San Juan de Guadalupe en el que literalmente la Dirección de Catastro Municipal, a cargo de Patricia Rodríguez Álvarez le da vida al proyecto inmobiliario de “La Cañada” en San Juan de Guadalupe, y así apoyar la iniciativa de los Desarrolladores con la intervención y validación del IMPLAN.

El, Xavier Nava, está interesado en este momento en cómo le va a hacer para ayudar al Chato López con el cambio de uso de suelo; está ocupado en como logrará construir las vías de acceso o la integración de una nueva vialidad periférica al desarrollo “Las Cañadas”, (dos cuando lo menos.) Está pensando a que constructores amigos o de la CMIC beneficiara, y desde luego, estará buscando, otra vez, la forma de evadir o disfrazar la licitación o el someter a concurso las obras a realizar.

Nava Palacios no está preocupado cómo es que el INTERAPAS dotará de agua a este gran complejo inmobiliario o ni como El Chato López y sus socios obtendrán el agua para los grandes lagos, cascadas y la serie de cañadas que el proyecto ejecutivo menciona, su objetivo y fin es seguir privilegiando a un grupo de empresarios inmobiliarios y constructores que mantienen al gobierno estatal como rehén y que han jugado un papel protagónico en el desarrollo político y económico de San Luis Potosí.

IMMSA, Otro gran negocio.

El segundo gran proyecto comercial deportivo, recreativo y cultural, incluso habitacional, es el inherente al mega desarrollo concebido por Industrial Minera México IMMSA en tiempos del gobierno de Fernando Toranzo Fernández. También, en su probable materialización existe el interés de los desarrolladores, de los fraccionadores, de los constructores, de los ex gobernadores, del Alcalde y del gobernador en turno.

Aquí también hay negocio en grande, de entrada, ya existen versiones de que el gobierno municipal tendrá misericordia con Industrial Minera México y le concederá, a título de no sabemos que, el Cambio de Uso de Suelo. IMSA, seguramente no pagará lo que por ley corresponde ingresar al Ayuntamiento y es muy probable que el pago por el favor se teja de manera externa, se habla de por lo menos 30 millones de pesos para el vencedor, suma que en realidad no es nada porque no le representa ni un par de pelos a la Minera.

Desde luego que es visible el interés del Alcalde Xavier Nava Palacios y del Director del Fideicomiso para la Regeneración del Centro Histórico o como se llame, Horacio Sánchez Unzueta, principal impulsor del proyecto político (Divide y Vencerás 2018). La toma por asalto del IMPLAN explica muchas cosas, y obvio que vendrá a favorecer a este y otros proyectos. Por ello el golpe ilegal y arbitrario en el Instituto Municipal de Planeación y la urgencia de un relevo para tener cancha libre y modificar o adecuar al interés de todos ellos el Plan Centro de Población Estratégico, ¿o no?.

Fernando Díaz de León Cardona