De Fondo

102

¡Esa lengua hijo mío, no te llevará a ningún lado!

Así es. Si Ugalde ya dijo que aspira y quiere ser candidato del PRI al Senado de la República, pues que se retire del cargo que ostenta como Secretario de Finanzas del Gobierno del Estado, dijo con claridad meridiana el diputado Fernando Chávez Méndez, que si de algo está enterado es de cómo se mueven los hilos hacia el interior del PRI, en el congreso y  en el ámbito gubernamental.

Sagaz, calculador y prudente como lo es el pastor de la bancada priista, declaró que José Luis Ugalde sería un buen postulante al Senado de la Republica, pero que se retire. Fernando Chávez Méndez no tenía por qué opinar o declarar otra cosa, sencillamente porque entre gitanos no se cuenta la buena ventura y porque así lo dicta la tradición y la ortodoxia priista.

Que ya lo puso en el centro de los chingadazos, y que el otro acelerado en algo contribuyó para que así fuera, de eso no hay duda, pues no fue una sola voz la que se pronunció porque  Ugalde Montes abandone el cargo público que detenta, sino que otras expresiones autorizadas como lo es el dirigente de la CANACINTRA Raúl Martínez, opinó lo mismo.

¿Qué esperaba Ugalde, luego de sus señalamientos en el sentido de que no se puede compartir el poder y que tampoco se les puede o debe informar del destino del Impuesto Sobre la Nómina que pagan las empresas? tributo por cierto pactado y que como contribuyentes cumplidos o no, son los que a final de cuentas desembolsan y piden con razón se informe  de su destino.

Pero eso no es todo, el solo hecho de que desde la dependencia donde se recauda y se concentra el dinero público, su titular diga tener una aspiración política que, en términos de inversión y gasto real representa una buena cantidad de dinero necesario para desplazar una campaña que implica recorrer todo el estado, la entidad completa, despierta sospechas y suspicacias y por ello tal vez  la respetuosa recomendación de que se separe del puesto.

En otro contexto, si José Luis Ugalde se remonta y refresca un poco su memoria sobre los desafortunados comentarios que hizo en contra del gobernador Juan Manuel Carreras, que según un audio que circulo en redes de un pendejo no lo bajó, debería considerar que aun cuando el Güero es paciente, sereno y más inteligente de lo que muchos creen o piensan, podría ocurrirle exactamente lo mismo que le sucedió a Mario García cuando lo balconearon gacho expresándose mal de Fernando Toranzo.

En realidad, ni el médico respondió a los agravios ni Juan Manuel contestó al insulto, pero no olvidemos que a partir del incidente, al ex Rector le generaron vacíos, lo cortaron en fotos y templetes y, a partir del hecho desafortunado, sus aspiraciones de ser gobernador fueron literalmente aniquiladas. Toranzo perdono pero no olvidó la afrenta. Lo mismo podría sucederle a Ugalde  con el mandatario actual que ni de tonto u olvidado  tiene un solo pelo, al tiempo.

Al final del día, el flamante Secretario de Finanzas se puso o lo pusieron de pechito. Otros tiradores o impulsores de la candidatura al Senado, aprovechan la coyuntura y circunstancia para pegarle directo y a la cabeza. Y todo a causa, como decía la abuela, ¡Esa lengua hijo mío, no te llevará a ningún lado! Hasta pronto.

deleoncardona@hotmail.com