102

Pocos lo perciben, otros lo ocultan o lo simulan, pero en nuestro golpeado y lastimado estado potosino, día a día, se teje, se cuaja y se configura un escenario político de confrontación peligrosa. En ello muchos participan. Existen quienes lo alientan, otros que contribuyen a enrarecer el ambiente y unos cuantos que lo hacen a cambio de algo, sin embargo, el desenlace que pueda tener en términos de una descomposición, no creo que favorezca mucho a la estabilidad y a la gobernabilidad que la entidad requiere, veamos.
Después del primero de julio, el reacomodo natural de las distintas fuerzas políticas, el surgimiento o el renacimiento de varios actores que tienen su mirada puesta en el 2021, tiene desconcertados a muchos; varios medios de comunicación andan de cabeza, y esto, sin duda que incide e impacta en el mundillo mediático que lejos de sumar voluntades, las divide y las enfrenta.

En el escenario de una coyuntura política que tiene como objetivo y fin único, frenar y destruir proyectos políticos con aceptación y vigencia, para luego llegar o mantenerse; los grupos de interés, de poder y de presión hacen sentir su presencia. En mi opinión, esas camarillas lo hacen de manera cotidiana y abierta pero burda y descarada.
Cito el ejemplo: La postura de las Cámaras Empresariales, reflejada en desplegados de periódicos, podría ser la muestra precisa de la ingenuidad y de la ambición política y económica pero también de la irracionalidad y de la irresponsabilidad con la que a veces se actúa.

Dudo en lo personal que los presidentes de las 10 Cámaras que publicaron un desplegado el 18 de noviembre hubiesen firmado un documento tan absurdo como el que pagaron, a lo mejor solo les comentaron de su contenido, y eso a medias, pues lo expuesto por los presuntos dirigentes empresariales, es un monumento no solo a la ignorancia jurídica, sino que anticipa en forma silvestre y rupestre la verdadera intención política que se oculta.
Si para esto, los empresarios fueron o están siendo utilizados malo, pero si ignoran la verdadera intencionalidad y la perversidad que se encierra y que está escondida atrás del desplegado que grave. Que delicado que en un acto de complicidad aparentemente con el Alcalde de la ciudad, Xavier Nava Palacios, el sector empresarial se esté prestando a un juego político que busca destruir y que no abona a la gobernabilidad que la entidad reclama y requiere.

Estos líderes empresariales que durante los gobiernos del PAN y el PRI fueron beneficiarios del poder con permisos, licencias, terrenos, exención de impuestos y otras linduras, actuaron ya, como también lo hizo el gobierno de la capital,- es decir, como ministerios públicos o jueces pues ellos ya condenaron a ex funcionarios municipales que cometieron presuntas irregularidades, a los que por cierto, no se les notificó legalmente, colocándolos en el banquillo de los acusados.

¿Pero que hay atrás de toda esta acción de los grupos de interés, de presión o de poder? Digámoslo sin miedo: Atrás existe toda una estrategia política articulada en medios de comunicación que se prestan o son parte de esa intriga persecutoria y del linchamiento mediático que se viene dando en contra de varios actores políticos que consideran son sus adversarios, principalmente hacia quienes sienten podrían frenar y limitar sus aspiraciones políticas en el 2021.

Por supuesto que no admiten, que mucho de lo que sucede y se publica es parte de toda esa red de complicidad y por la presencia de un oscuro proyecto político que busca anular a las distintas alternativas del cambio que podría darse en San Luis Potosí en un par de años más con el relevo en el gobierno del estado.

Ese proyecto, obvio que tiene hoy por hoy como a su principal y futuro protagonista, al presidente municipal de la capital Xavier Nava Palacios, al que desde luego se le augura no buscará por su tendencia traicionera, jugar la gubernatura por el PAN o por el PRI, sino por MORENA, si es que tres de los ex gobernadores y el actual le saben vender bien la idea al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Obvio que desde ahora se advierte, que los grandes favorecidos serían dos, que igual mandan y ordenan en este estado: Horacio Sánchez Unzueta y Juan Manuel Carreras; si esto lo ignoran los verdaderos empresarios, que lástima, y si lo saben, pues peor.
Finalmente, en el fondo la intención es: Si afectar, anular y perjudicar a uno o varios proyectos políticos, y si la milpa les da para más, tiempo, dinero y espacio, habrá para culpar de todo y por todo, a líderes naturales, para perseguir, atemorizar y desterrar al gallardismo; ¡Eso es lo que encierra el desplegado empresarial! sin embargo, no solo es este el propósito central.

En su mira tienen como su principal adversario a un hombre preparado y de todas las confianzas de AMLO, me refiero al Magistrado que despacha en el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa, Juan Ramiro Robledo Ruiz, al que nuevamente trataran de anularlo y de cerrarle el paso como sucedió en 1997, año en el que, todos sabemos, inició el sexenio perdido. Hasta pronto.