Gabino y Leonel deberán renunciar

50

Por Amador Rodríguez

El pasado día 23 en la conferencia de La mañanera el presidente López Obrador fue preciso; Los funcionarios del gobierno federal que tengan aspiraciones a buscar un nuevo cargo de elección popular deberán abandonar la administración pública federal a más tardar a finales de octubre. Dijo de manera muy clara: ““No queremos que se utilice al gobierno para favorecer a partidos, candidatos, tiene que haber elecciones limpias y libres y nada de manipulación. Es otra etapa, tenemos compromiso de hacer valer la democracia”. (La Jornada, 23/09/2021).

La lectura del mensaje presidencial señala a todos los funcionarios federales, a los que forman parte del gabinete, del gabinete ampliado y a sus representantes en los estados. No hay lugar para interpretaciones parciales, es decir que algunos alegaron que la instrucción del jefe de la 4T se haya referido únicamente a los funcionarios del más alto nivel en la administración federal.

En su conferencia mañanera, AMLO respondió a una pregunta sobre las aspiraciones del representante del gobierno federal en el estado de Guerrero, Pablo Amilcar Sandoval -hermano de la secretaria de la Función Pública. Irma Eréndira Sandoval- y fue enfático: ““todos los que tienen aspiraciones para participar como candidatos en elecciones tienen que abandonar el gobierno lo más pronto posible porque no se puede mezclar lo partidista con el gobierno. Aprovecho para decirlo de una vez”.

El mensaje alcanza directamente a dos funcionarios en San Luis Potosí: a Gabino Morales, titular de la representación y al encargado de la zona metropolitana; Leonel Serrato. Ambos han sido reiteradamente mencionados como aspirantes a la candidatura al gobierno estatal. Gabino Morales más discreto y de bajo perfil, pero no ha expresado de manera contundente que no tiene esa aspiración. En cambio, su lugarteniente, el notario Leonel Serrato, ha sido hasta escandaloso en su activismo.

Serrato, fiel a la tradición, se “destapó” en una entrevista que un medio local le hizo. Dijo, “QUIERO SER GOBERNADOR”, en esa extensa entrevista el notario expuso sus razones para fundamentar su aspiración. Nada modesto afirmó

que él es el único “que ha entendido a Andrés Manuel”. Y que es capaz de ejecutar la Cuarta Transformación “con una delicadeza potosina, y llevar todos sus temas a una conclusión feliz, armónica y sin confrontaciones”.

Para otros aspirantes a ser candidatos a gobernador y que no ocupan cargos en el gobierno federal de la CUATROTÉ, los tiempos son diferentes, y aquellos que desempeñen alguna función pública se ceñirá a lo que dice el artículo 55 constitucional que obliga a: “Los Secretarios del Gobierno de las entidades federativas, los Magistrados y Jueces Federales y locales, así como los Presidentes Municipales y Alcaldes en el caso de la Ciudad de México, no podrán ser electos en las entidades de sus respectivas jurisdicciones, si no se separan definitivamente de sus cargos noventa días antes del día de la elección”.

Existen, sin embargo, otras disposiciones del INE en cuanto a los tiempos, que modifican el proceso para dar lugar a las campañas internas de los partidos, que estarían previstas para finales de diciembre y principios de enero. El tiempo para los que se ajusten a estos perfiles el tiempo es más laxo. Asimismo, lo que la Constitución local establece en el artículo 73 al respecto.

Evidentemente que las disposiciones generales en materia electoral amparan a todos los aspirantes a cargos de elección popular, la Ley es pareja, pero en el caso que nos ocupa hay de por medio una excepción de orden político, que es la instrucción del jefe del Estado para sus funcionarios. “Deben dejar el cargo a finales de octubre”. Diríamos que es una disposición ética y moral impuesta desde lo más alto del poder ejecutivo. A ella se van a sujetar los aludidos en el discurso presidencial.

La primera conclusión es que los dos funcionarios mencionados, Gabino Morales y Leonel Serrato están obligados a presentar sus respectivas renuncias a los cargos que ostentan en un mes aproximadamente, en la última semana de mes siguiente, octubre, sí de verdad aspiran a ser candidatos a gobernador. Si las manifestaciones del notario Serrato no hayan sido solo para espantar con el petate del muerto, presentará su renuncia en esos tiempos. De Gabino Morales se puede decir que nadie le cree que de verdad tenga la aspiración de competir por la candidatura, más bien ha sido interpretado como una intención de sus allegados de hacer ruido, de ganar algo de notoriedad y protagonismo.

No hay registro de que otro funcionario de la 4T ande buscando la candidatura por nuestro estado. Esteban Moctezuma se hizo voluntariamente a un lado. De los actores locales solo Leonel Serrato manifestó de manera estentórea su decidida intención de gobernar San Luis potosí. Le resta un mes para ratificar su decisión presentando su renuncia en tiempo y forma. Es una condición sine qua non para representar a MORENA en las elecciones del año 2021.

Una última sería que la instrucción de AMLO alcanza a sus funcionarios, de todos los niveles, a cualquier otro cargo de elección popular. No es exclusivamente para los aspirantes a la gubernatura, les llega el ramalazo a los aspirantes a otros cargos, como las diputaciones federales, las presidencias municipales y diputados locales. Sí están en la nómina de la 4T van en el paquete; deben renunciar en ese plazo. Se ve difícil que la consigna lopezobradorista haga excepciones.