17.3 C
San Luis Potosí
lunes, mayo 23, 2022

Familia teme a vacuna y se contagian 27 integrantes de COVID-19; están endeudados para solventar la enfermedad

Entérate

spot_img

La propagación de la variante delta del COVID-19, mucho más contagiosa, está afectando a familias enteras en Tlaxcala, donde hoy se reportaron 216 casos positivos en un solo día, la cifra más alta en esta tercera ola. Una familia de cuatro generaciones, la mitad de sus miembros está padeciendo los estragos del contagio.

 “Nosotros sentimos que era una gripa, pero fue muy tremenda. Ver a todos mis hijos tirados, un tormento muy grande. ¿Qué hago Dios mío? Si todos están tirados en cama”, Guadalupe Cervantes, integrante familia Pérez.

La familia Pérez vive en la comunidad Francisco Villa, en Sanctórum, municipio al norte de Tlaxcala, actualmente, 27 de sus 50 integrantes tienen COVID-19 y están confinados en esta casa de apenas 20 por 20 metros. Aunque todos se dedican al comercio, consideran que Saúl, de 24 años de edad, pudo haber traído el virus porque es el único que se traslada a otros estados del país para trabajar en la construcción.

“Pues sí me sentí culpable porque dije: ‘yo fui el que sale más’, ‘yo fui el que traje la enfermedad’, Saúl Pérez Téllez, integrante familia Pérez.

Los contagios comenzaron el pasado 16 de julio, en ese lapso, las cuatro generaciones de la familia han resultado afectadas, desde Pablo, el mayor del clan, de 85 años, que permanece en cama, hasta los nueve menores de edad de la familia, entre ellos Vanessa de 2 años y Damaris de 4, con síntomas leves. Paula de 49 años y María Magdalena de 52, son las únicas hospitalizadas, lo que además, les ha provocado una emergencia financiera.

“Les están cobrando mucho dinero. El medicamento es muy caro”, Rosario Martínez, integrante familia Pérez.

 

“Hemos vendido propiedades, hemos vendido carros para solventar los gastos con tal de que salgan adelante nuestras familias”, María Rosa Pérez, integrante familia Pérez.

El médico Héctor Rossete acude a visitar a la familia confinada cada tercer día, asegura que una de las causas del contagio masivo son sus creencias sobre la vacuna, comunes entre los habitantes del municipio de Sanctórum.

“Le tienen miedo a la vacunación. Tienen miedo de que con eso surja el Covid. Realmente intervienen creencias, religiones, muchas ideas. A lo mejor hasta hay mucha gente que tiene indiferencia por el tema”, Héctor Rossete, médico de la familia.

 

“Muchas veces se dejan llevar por noticias falsas que ven en redes sociales que comentan que te van a insertar un chip o te van a inyectar no sé qué sustancia”, Ángel Espinoza, integrante familia Pérez.

 

“Una hermana decía y mi mamá también decía: “yo no voy a la vacuna porque yo ya estoy vacunada porque Dios está conmigo y de él tengo la vacuna”, María Rosa Pérez, integrante familia Pérez.

María Rosa forma parte de la familia, no se ha contagiado y ya tiene una dosis de la vacuna, pide que la experiencia de sus seres queridos le sirva a los habitantes de su comunidad.

“Los que dijimos: “yo sí me vacuno”, estamos afuera, que solamente somos 4 de 70 u 80 personas. Si yo ahorita veo a una persona sin cubrebocas, le diría: “ponte el cubrebocas, porque mira lo que estamos padeciendo”, María Rosa Pérez, integrante familia Pérez.

Con información de Paola Betancourt y Adrián Martínez

Con información de Noticieros Televisa

- Advertisement -

spot_img

Últimas Noticias

A %d blogueros les gusta esto: