Keith Raniere, líder de la secta NXIVM, da positivo a Covid-19

7

Keith Raniere, líder de la secta sexual NXIVM, tiene Covid-19, informó el martes el portal Frank Report, donde Frank Parlato, expublicista del grupo, da seguimiento al caso.

El sitio cita a simpatizantes de Raniere que señalan que éste tiene coronavirus, con síntomas de suaves a moderados, incluyendo dificultad para respirar, pero que su situación no amerita que lo hospitalicen.

También señalan que Raniere piensa que se contagió durante su traslado del Centro Federal de Oklahoma Ciy a la Penitenciaría de Tucson, en Arizona, el 22 de enero pasado.
Los abogados de Raniere afirman que su cliente está aislado y que permanecerá así varios días más.

Raniere fue sentenciado el pasado 27 de octubre a 120 años de prisión por encabezar una secta sexual que marcaba a las mujeres con sus iniciales.

Durante la audiencia final, varias de las víctimas rindieron su testimonio, mientras que Raniere insistió en que se considera “inocente de los cargos…Es cierto que no tengo remordimientos por los crímenes que no creo haber cometido en absoluto”.

La sentencia puso fin a varios años de revelaciones sobre el programa de Raniere, NXIVM, en el que cobraba miles de dólares por cursos de superación personal en su sede cerca de Albany, Nueva York, y en sucursales ubicadas en México y Canadá. Entre sus miembros se encontraban millonarios y actrices de Hollywood dispuestos a soportar humillación y a prometer obediencia al acusado como parte de sus enseñanzas.

NXIVM ha sido objeto de dos series documentales de televisión este año: “The Vow” producida por la cadena HBO, y la serie “Seduced: Inside the NXIVM Cult”, de Starz.
Los fiscales dijeron que Raniere, de 60 años, dirigió lo que representaba una organización criminal, en la que inducía a la vergüenza y la culpa para influenciar y controlar a sus cómplices que le ayudaron a reclutar y preparar a las parejas sexuales de Raniere. Fue declarado culpable de cargos que incluyen crimen organizado, tráfico ilícito de extranjeros, tráfico sexual, extorsión y obstrucción de la justicia.

Señalaron que entre otros delitos, Raniere comenzó una relación sexual con una joven mexicana de 15 años en 2005 y confinó a otra adolescente a una habitación durante casi dos años.

India Oxenberg, la hija de la actriz de “Dynasty” Catherine Oxenberg, lo llamó una “princesita” y un depredador sexual y lamentó que “tal vez pase el resto de mi vida con las iniciales de Keith Raniere grabadas en mi cuerpo”.