Ambientalistas intensifican esfuerzos para proteger al jugar en México

6

El jaguar es una especie en peligro de extinción en México y los esfuerzos para protegerlo y lograr su reproducción en vida silvestre y en cautiverio se han intensificado.

“En México está la segunda población más grande de todo el mundo, después de, al norte del Ecuador me refiero, muy probablemente estemos alrededor de entre los 3 mil y quizás 4 mil individuos en todo el territorio nacional, la mayoría se encuentra en la Península de Yucatán”, dijo Anuar Hernández, Conservación de Felinos “Pronatura Yucatán”:

Grupos de expertos realizan inspecciones en zonas naturales de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, y colocan más de 150 cámaras trampa para vigilarlos.

Las trampas se colocan en los árboles, a un metro del suelo, lo que permite grabar especies que son evasivas al ser humano.

El registro fotográfico indica el sexo, hora de caza, abundancia de presas y lesiones, este es un jaguar en el Zapotal, en Tizimín, al Oriente de Yucatán.

Otro esfuerzo de conservación es a través del diálogo con dueños de tierras donde el jaguar tiene su hábitat y los exhortan a no cazarlos.

“El 60 por ciento de toda la superficie ahorita en la Península de Yucatán en buen estado de conservación que inferimos puede ser hábitat potencial del jaguar, es propiedad de ejidos y comunidades”, dijo María Andrade, directora Pronatura Península.

“Es un regulador de especies, si el jaguar hiciera falta o la ausencia de este ejemplar, se vería muy afectado el ecosistema ya que habría un exceso de otros ejemplares y de fauna”, dijo Rosa Reyes, directora de Ecología Ambiental.

Dos mil jaguares habitan en las selvas de la Península de Yucatán, como en Sian Ka’an en Quintana Roo, Calakmul en Campeche y Río Lagartos en Yucatán.

Sus principales amenazas, la caza ilegal, la reducción de su hábitat y la introducción de ganado en su territorio.

Actualmente el 38% del hábitat del jaguar se encuentra protegido en 43 áreas naturales federales.