Por cambios climáticos, secretaría de salud llama a prevenir enfermedades en infantes

9
  Sensibilizar y concientizar a los padres, madres y/o cuidadores para una detección oportuna de una infección respiratoria y sus signos de alarma, la finalidad. 

· Las infecciones respiratorias constituyen la primera causa de enfermedad y egreso hospitalario en los menores de 5 años de edad: SSE.
·
Durante esta temporada es muy común que se presenten frentes fríos y que con los cambios de clima puedan exponer la salud del sector más vulnerable que son los infantes, por ello, es importante que hablemos de las enfermedades que pueden presentarse en la temporada de frío, para poder prevenirlas, señaló el doctor Irving Josué Ortega López, Responsable Estatal de Mortalidad Infantil, Enfermedades Diarreicas Agudas, Infecciones Respiratorias Agudas y Prevención de accidentes en el hogar en el menor de 10 años de los Servicios de Salud.

Al abordar el tema, puntualizó sobre las infecciones respiratorias agudas que van desde el catarro común, hasta la neumonía, pasando por: la inflamación del oído, inflamación de las anginas, dolor en frente y la zona lateral de la nariz, tos, cambios o pérdida de voz, con evolución menor a 15 días y con la presencia de uno o más síntomas o signos clínicos como: tos, nariz congestionada o tapada, hay dificultad para respirar por la nariz, presentan dolor al pasar alimentos sólidos y/o líquidos, dolor de oídos, respiración ruidosa, dificultad respiratoria, los cuales pueden estar o no acompañados de fiebre.

“Las infecciones respiratorias constituyen la primera causa de enfermedad y egreso hospitalario en los menores de 5 años de edad, con frecuencia de 13 episodios por cada 100 consultas médicas. Lo anterior representa dos a cuatro episodios de infecciones respiratorias al año por niño los cuales pueden complicarse con neumonía grave”, informó el doctor Irving Josué Ortega López.

Aclaró que las infecciones respiratorias se transmiten de persona a persona a través de las gotitas de saliva que expulsamos al toser o estornudar. También puede ser por contacto con superficies contaminadas como son: manijas de las puertas, barandales de transporte público, mesas o escritorios, entre otros.

Sin embargo, destacó que: existen factores de riesgo que hacen que las niñas o niños sean más propensos a padecer infecciones respiratorias, tales como: el bajo peso al nacer, si tuvieron una lactancia materna ineficaz, sí estuvieron en una aglomeración, si fueron expuestos a las exposición de humo, por desnutrición, si tienen esquemas incompletos de vacunación.

Por lo que el especialista precisó que los síntomas de una infección respiratoria son: tos, dolor de cabeza, fiebre, si el infante se queja o se encuentra irritable, si presenta ronquera, dolor o pus en el oído, nariz tapada por secreción de moco.

No obstante, el doctor Irving Josué Ortega López pidió a los cuidadores de los menores a estar atentos a los signos de alarma en niños y niñas menores de 5 años: “si presentan aumento en la frecuencia respiratoria o respiración rápida; se le hunden las costillas al respirar; presenta ruidos extraños al respirar o “le silba el pecho”; no quiere comer o beber y vomita todo; tiene fiebre por más de tres días, que no cede con la administración de medicamentos; se muestra irritable, decaído y con sueño; ataques o convulsiones”, es importante que acudan a su centro de salud.

Es importante seguir las recomendaciones para prevenir las infecciones respiratorias, como: el lavarse las manos después de toser o estornudar, después de tocar manijas y barandales públicos, botones de elevador, llaves, monedas, billetes, objetos de oficina, etc.; educar a las niñas y niños con la “etiqueta respiratoria”: al toser o estornudar, hacerlo con el ángulo interno del codo o cúbrete la boca y la nariz con un pañuelo desechable; mantener limpios los juguetes y otros objetos del hogar (juguetes, manijas, material didáctico, entre otros); se recomienda limpiarlos con solución de cloro.

Otros consejos sugeridos por el especialista para optimizar su salud son: el evitar el hábito de fumar cerca de las niñas y niños; evita la quema de leña o el uso de braseros en habitaciones cerradas; ventila las habitaciones; tener una adecuada alimentación e hidratación oral; mantener los esquemas de vacunación al corriente; recuerda no automedicar a tu niño o niña y el uso de cubrebocas no es obligatorio para niñas y niños de hasta 5 años.

Finalmente el doctor Irving Josué Ortega López, Responsable Estatal de Mortalidad Infantil, Enfermedades Diarreicas Agudas, Infecciones Respiratorias Agudas y Prevención de accidentes en el hogar en el menor de 10 años de los Servicios de Salud, aseveró que no hay que bajar la guardia aseveró que “en el contexto actual de la pandemia por COVID-19, esta enfermedad infecciosa causada por el coronavirus del tipo SARS-CoV-2, además del inicio de la temporada de influenza estacional, es importante sensibilizar a los padres, madres y/o cuidadores para una detección oportuna de signos de alarma en IRAS, acudiendo de forma inmediata a las unidades de salud para obtener un diagnóstico temprano y por lo tanto iniciar un tratamiento oportuno evitando complicaciones”.