Paciencia y pandemia, dos términos entre los que los seres humanos tenemos que oscilar con motivo del Covid 19

10

Al hablar sobre estas dos palabras que están más vigentes que nunca, el doctor Stefano Santacilia, jefe de Posgrado de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, dijo que la humanidad está tratando de sobrellevar la pandemia por Covid 19 con paciencia.

“Estamos en un momento importante en el que oscilamos muchas veces, entre la búsqueda de buenas noticias ante esta situación de la pandemia, ya que todos pensábamos que en seis meses íbamos a salir de esto, y bien nos hemos llevado la sorpresa donde hemos visto renacer el problema, y por otra parte, está la resignación”.

Dijo que ahora tenemos que distinguir entre la paciencia y la resignación, “del mero aguantar sin decir nada. Los seres humanos estamos acostumbrados a confundir la paciencia con la mera adaptación”.

“La paciencia por lo general, en todas las tradiciones, queda como una virtud, si sabemos que el no decir nada cuando pasa algo, sin aportar nada, no lo consideramos generalmente una virtud, lo consideramos una incapacidad como cuando alguien se somete sin expresar su voluntad”.

Explicó que la paciencia es la capacidad de dejar que algo se manifieste en todas sus posibilidades; “si yo soy impaciente, en lugar de aportar para la solución, puedo hacer que el problema o la situación vaya peor y esto está pasando con mucha gente que no tiene la paciencia para quedarse en casa y acatar las disposiciones”.

Dijo también que la paciencia se pone a prueba precisamente con esta pandemia, “la paciencia es una prueba de resistencia que se desarrolla, lo que implica una actividad.”

“Depende de cómo queramos ver y leer la contingencia, lejos de estar tranquilos sin decir nada. La propuesta de paciencia es una búsqueda de la solución sin dejarnos arrastrar por crisis, se trata de buscar soluciones, de afinar las posibilidades que tenemos”.

“En estos momentos, la pandemia es oscilar entre todo cerrado o todo abierto; la paciencia es la posibilidad de mantener ese equilibrio”, concluyó.