Manejo inadecuado de productos como cubrebocas, guantes, caretas para evitar contagios, puede representar un riesgo a la salud

8

La diputada Beatriz Benavente Rodríguez, hizo un llamado a las instituciones de salud y a los 58 Ayuntamientos, para que fortalezcan las acciones de difusión sobre el correcto manejo de los materiales de protección que son utilizados para evitar el contagio por COVID-19.

 

La vicepresidenta de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente del Congreso del Estado, diputada Beatriz Benavente Rodríguez, señaló que, “ante la contingencia sanitaria que existe por el COVID-19, se ha registrado un incremento importante del uso de material de protección, como son: cubrebocas, caretas, guantes entre otros artículos, los cuales pueden representar un riesgo a la salud sino se manejan de forma adecuada”.

 

“La mayoría de la población ya utiliza los cubrebocas y otros productos de protección al COVID-19, por lo tanto, existe un incremento de los desechos de este tipo de material, el cual, que deben ser manejado de manera correcta, porque de lo contrario se convierten en un foco de infección para la población”, indicó.

 

Explicó que, la recolección de los residuos domésticos procedentes de hogares de personas aisladas por COVID-19, se deben considerar como residuos de riesgo para la salud pública, por ello, es necesario que existan campañas de información sobre el manejo adecuado de estos desechos y su destino final para prevenir una situación de riesgo en la población en general.

 

La diputada Benavente Rodríguez, expuso que el material desechable como cubrebocas, guantes y pañuelos desechables utilizados por personas enfermas o aisladas, se deben poner en una bolsa de plástico exclusiva para este tipo de desechos y cerrarse adecuadamente; además, no puede ser mezclada con otro tipo de residuos como basura orgánica, envases, papel, vidrio, entre otros o ser abandonadas en el ambiente o en la vía pública.

 

Por lo anterior, la legisladora, pidió a la ciudadanía separar correctamente sus residuos en orgánicos, inorgánicos reciclables, así como inorgánicos no reciclables y sanitarios, con la finalidad de evitar la propagación del COVID-19 y proteger a la población en general.