22 C
San Luis Potosí

IPICYT ofrece conferenciaa «Modelo microbiano de regeneración de tejido»

spot_img

Entérate

Últimas Noticias

sábado, julio 20, 2024
 
  • El estudio del hongo filamentoso Trichoderma atroviride puede ser primordial para la medicina regenerativa en humanos.
 
El doctor Afredo Herrera Estrella, investigador del Laboratorio de Genómica para la Biodiversidad del CINVESTAV (Centro de Investigación y Estudios Avanzados), ofreció conferencia magistral en las instalaciones del IPICYT, con el tema “Modelo Microbiano de Regeneración de Tejido”; fuente de investigación que se realiza en animales y plantas, y que en algún momento pudiera ser pensada para regeneración celular en humanos.
 
“Hay organismos que responden de manera muy espectacular a daños causados por los depredadores como pérdidas de miembros completos, como lo son las salamandras, los ajolotes, las estrellas de mar. Éstos pueden perder una parte y regenerarla, lo cual es fascinante”, indicó el investigador con sede en el CINVESTAV de Irapuato, Guanajuato.
 
Agregó que incluso el ser humano tiene órganos que pueden regenerarse por sí mismo, como el hígado; pero hay otros como el corazón que no tiene esa capacidad, tan es así, que al presentarse un infarto, se cicatriza y deja de funcionar.
 
“Pero sí existen organismos que pueden regenerar los tejidos; ¿dónde están los secretos de esos mecanismo de regeneración?, ese el tema a solucionar y encontrar y ver si esto en algún momento va a servirnos para evolucionar en nuestro sistema de salud, la medicina regenerativa”, explicó Alfredo Herrera Estrella.
 
Explicó que investigaciones se descubrió que el hongo filamentoso Trichoderma atroviride responde a la herida activando la regeneración de las hifas y la formación de estructuras reproductivas sexuales que muestran patrones de expresión genómica; que revela que el mecanismo de respuesta de los hongos es similar al de los animales y plantas, lo cual puede significar en investigaciones posteriores opciones humanas.
 
“Cuando vemos a nivel microscópico de qué pasa cuando hacemos una herida, ponemos el hongotrichoderma, y a las 48 horas ya podemos ver cambios sustanciales de recuperación o regeneración”, explica el investigador del CINVESTAV.
 
Agregó que otro tema que será toral al final de la investigación es el que refiere al tema de trasplante de órganos, ya que se piensa que una de las problemáticas es el rechazo al órgano, pero muchas de las veces tienen que ver con la herida que se causa y la respuesta orgánica a eso.
 
El investigador del CINVESTAV de Irapuato ofreció la Conferencia Magistral del mes de enero del 2018, en las instalaciones del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica, A.C. (IPICYT).
 
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
%d bloggers like this: