IMSS SLP promueve hábitos de vida saludable

46
En el lnstituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Potosí, actualmente se atiende a un promedio de 80 pacientes infantiles con diabetes, atribuyó el incremento de esta enfermedad a los cambios en el estilo de vida de las familias, así lo informó la pediatra del Hospital General de Zona No. 1, Guadalupe Delgado Onofre.
Anteriormente la diabetes infantil de tipo Uno se consideraba de mayor prevalencia, “sin embargo, derivado del incremento en la obesidad, más del 50 por ciento de las niñas y niños que tenemos con esta enfermedad padecen ahora diabetes tipo dos”.
Las complicaciones en pacientes diabéticos, como retinopatía, insuficiencia renal, pérdida de sensibilidad de las extremidades, entre otros, se presentan más rápidamente en infantes que en los adultos que padecen la enfermedad.
Delgado Onofre indicó, que la última Encuesta Nacional de Salud arrojó un aumento en el sobrepeso y un consecuente incremento en diabetes, “actualmente, en la población escolar hasta cuatro de cada diez niños pueden tener obesidad, lo que es un factor predisponente para la diabetes tipo 2”, indicó.
La especialista advirtió que esto tiene que ver con los cambios en el estilo de vida de las y los pequeños, quienes anteriormente tenían más actividad física y consumian alimentos más saludables, y actualmente, a aumentado el sedentarismo con el uso de aparatos electrónicos.
Hay también otros factores de riesgo, como la diabetes gestacional, que ha tomado relevancia en los últimos años, “esta es la programación genética que se le da a la niña o al niño a nivel metabólico, la forma en que la madre se prepara antes del embarazo, el cuidado del peso del bebé al nacer, la alimentación complementaria, entre otros”.
De igual manera dio a conocer que existen  recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para cambiar nuestro ritmo de vida, se recomienda mínimo 30 minutos durante cinco días a la semana de actividad física moderada, para un estilo más saludable.
Finalmente, Delgado Onofre recomendó a los padres de familia estar al pendiente de sus hijas e hijos “sobre todo si presentan síntomas como aumento de apetito y de sed, mayor frecuencia al orinar, pérdida de peso o decaimiento, hay que acudir al médico especialista para tener un diagnóstico y tratamiento adecuado”, concluyó.