Octavio Pedroza Gaitán, un mal perdedor que desafía a la tranquilidad de potosinos

34

El pasado 6 de junio, miles de mujeres y hombres dieron una parte de su tiempo para participar en la jornada electoral para elegir la gubernatura, alcaldías y diputaciones locales y federales, incluso arriesgaron sus vidas ante los ataques orquestados por el partido en el poder para desalentar el voto ciudadano y con todo, Octavio Pedroza Gaitán se niega a reconocer la decisión de la mayoría.

Ya los distintos candidatos y candidata a la gubernatura reconocieron el triunfo de Ricardo Gallardo Cardona, incluso aquellos cuyas diferencias parecían irreconciliables se acercaron al candidato del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Partido del Trabajo (PT) y dialogaron con el próximo gobernador de San Luis Potosí porque entienden que una elección electoral es un juego, no una guerra, y gana quien es elegido por la mayoría.

Adrián Esper Cárdenas (Partido Encuentro Solidario), Arturo Segoviano (candidato independiente), José Luis Romero Calzada (Redes Sociales Progresistas), Juan Carlos Machinena (Fuerza por México) y Mónica Rangel (Morena) admitieron el triunfo limpio de Ricardo Gallardo Cardona y le han entregado sus propias propuestas en el interés de que se gobierne de la mejor manera para las familias potosinas de los 58 Municipios, pero el candidato del PRIAN continúa con una actitud beligerante que en nada ayuda a la paz y a la tranquilidad del pueblo potosino.

Incluso el mismo gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras López anunció ya que la votación le da preferencia al candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” y pide a la ciudadanía transitar por la vía pacífica en tanto el árbitro electoral declara terminada esta elección, mientras que distintos sectores del Estado (algunos que por cierto apoyaban Octavio Pedroza) han reconocido que Ricardo Gallardo es el ganador.

Con su negativa a reconocer los datos del conteo rápido de las autoridades electorales, Octavio Pedroza Gaitán se muestra arrogante y carece de moral para exigir transparencia en el proceso electoral cuando su hermano Daniel Pedroza Gaitán es el secretario de Finanzas del gobierno carrerista y se le denunció por financiar su campaña a través de una empresa que recibió contratos millonarios durante la campaña y cuyo dueño es el coordinador de campaña del prianista.