20.7 C
San Luis Potosí
domingo, mayo 22, 2022

No comer ansias

Entérate

spot_img

En el siempre espinoso y controvertido proceso de entrega-recepción, – esta vez, la administración carrerista está colocando barreras, excusas y justificaciones a un gobierno entrante dispuesto a ingresar a una etapa de denuncia mediática, lo que inevitablemente los llevará a la confrontación.

 

El gobernador electo, José Ricardo Gallardo Cardona, ya se aventó el primer tiro, y se fue en contra del Consejo Tutelar para Menores. Una institución que dirige la señora Concepción Nava Calvillo, ex directora del DIF estatal, cachorra del finado Salvador Nava Martínez y esposa del exgobernador Horacio Sánchez Unzueta.

 

Si Ricardo va a enfrentar ese desafío y otros, lo prudente es que tenga los pelos de la burra en la mano para actuar contundente. Dejar medio vivo o coleteando al dinosaurio siempre será riesgoso, ya una vez les pasó. Los tentáculos que aún tiene el exgobernador potosino son impredecibles y están para medirse.

 

Yo no dudo que existan irregularidades en muchas de las dependencias de gobierno, – seguramente sí, pero sinceramente creo que la postura institucional de Gallardo, debiera ser la de un hombre de Estado, – es decir, actuar y mirar hacia adelante, – por encima de todo, y no anticipar juicios, porque eso finalmente corresponderá a otras a instancias.

 

Ricardo, – en mi opinión, debería promover, amarrar y consolidar apoyos federales y concertar acuerdos locales. El reto de gobernar San Luis Potosí es descomunal, – es formidable, monumental, y no se circunscribe ni debe responder al ajuste de cuentas con figuras, camarillas, grupos o facciones.

 

Ya sentado en Palacio, como seguramente así será una vez que la autoridad electoral valide su triunfo, Ricardo podrá hacer muchas cosas, pero hoy por hoy debe administrarse, no debe comer ansias ni adelantar vísperas. Está muy joven y de su talento e iniciativa los potosinos esperan mucho.

 

El que las circunstancias cotidianas lo lleven a manifestarse en redes sociales, no significa que mienta o deje de estar preocupado por el acontecer potosino. Sobre todo, cuando se dice que el gobierno saliente no dejará un quinto para el pago de aguinaldos a los burócratas y mucho menos para liquidar deudas o pasivos que la tradición dicta pueden esperar.

 

Gallardo dispondrá de 6 largos años para sentar las bases de un cambio y para impulsar la verdadera transformación de San Luis Potosí. De inicio no puede darse el lujo de titubear o equivocarse y tampoco puede llegar al gobierno disparando en redondo o corriendo a las cortinas por presuntos actos de corrupción. Toranzo lo hizo ´´para apretar tuercas´´ y solo exhibió su miseria de venganza.

 

Ricardo Gallardo no podrá prescindir de los grupos de poder económicos tradicionales, esos que siempre mantuvieron secuestrado al gobernador en turno, pero tampoco podrá dejar de apostarle a los pequeños y medianos empresarios que mueven la economía en el estado y que al final del día son los que se han fletado en estos tiempos de pandemia.

 

Gallardo, seguramente tendrá oposición y se verá constantemente atosigado por todos esos seudo liderazgos sociales. Por esos grupos mercenarios o por intereses mediáticos que no tienen base social, escrúpulos ni principios.

 

Ricardo será presionado por esos grupúsculos o figuras de interés que saben que su patrón puede ser cualquiera, siempre y cuando obtengan un beneficio para ellos. Son los que están al servicio del gobierno o son a los que les pagan para incidir o fijar condiciones en las acciones y programas del gobierno.

 

Ricardo, en mi opinión, debe concentrase en lo que viene y, – lo que hoy se esta identificando en el proceso de entrega-recepción, pues que sea motivo para que otros, que su gente, les busque, les escarbe y se los chingue… como debe ser.. Él debe estar en otro rollo.

 

Hasta pronto

- Advertisement -

spot_img

Últimas Noticias

A %d blogueros les gusta esto: