8.3 C
San Luis Potosí
sábado, enero 22, 2022

Hay que proteger a los que nos protegen: Rubén Guajardo, diputado local del PAN

Entérate

La clave para evitar injusticias y malos entendidos debe ser la sensibilización de los hombres y mujeres que se encargan de impartir justicia; con ello gana el ciudadano pero también el personal policíaco, consideró el diputado local por el segundo distrito, Rubén Guajardo Barrera.

En días recientes se ha observado que los agentes de seguridad están nerviosos e intranquilos, aplicando reglamentos de manera arbitraria y afectando a los ciudadanos. Hay entonces un malestar de la población que no entiende malos modos y hasta agresiones del personal que se supone debe protegernos.

Al considerar que hay ciertas inquietudes entre el personal de seguridad tanto en el Estado como en los Municipios, sería necesario promover una serie de alternativas que ayuden a los agentes que andan realizando labores en las calles, pues son muchos los ciudadanos que han externado la rudeza en el uso de la fuerza pública.

“Hoy la solución para nuestros problemas de inseguridad no solamente tienen que ver con la inyección de más presupuesto para pagar sueldos y equipamiento, tampoco con incrementar el número de oficiales en las calles, sino también sensibilizarlos para que cumplan con su trabajo y no se conviertan en los victimarios del pueblo. Nos preocupan algunos casos que se han venido dando donde policías se llevan a la barandilla a ciudadanos que cometen faltas administrativas, pero que además lo hacen abusando del cargo”, refirió el diputado local del Partido Acción Nacional, PAN, Rubén Guajardo Barrera.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, muestran que el 75 por ciento de las personas detenidas manifiestan que sufrieron algún tipo de violencia de parte de los policías, especialmente durante la detención, esto incluye maltratos tan graves como ser desvestido o asfixiado, agresiones físicas, patadas o puñetazos, lesiones por aplastamiento y descargas eléctricas. La conclusión es abrumadora: 7 de cada 10 personas detenidas en el país sufrió amenazas o agresiones por parte de la autoridad que lo detuvo. Si la detenida es mujer, los abusos frecuentemente son sexuales.

Muy posiblemente el personal de seguridad está cansado, enfermo, y desconfiado por las condiciones de peligro que hay en el Estado, por eso es responsabilidad de las autoridades proteger a los que nos protegen el Congreso del Estado hace un exhorto para que se atienda de inmediato este problema identificado por la propia población.

- Advertisement -
- Advertisement -

Últimas Noticias

A %d blogueros les gusta esto: