Prevención de la violencia es tarea de todos: Servicios de Salud

4

· Llaman a reconocer e identificar las señales de riesgo.

· Si vives violencia, no te culpes, busca ayuda y acércate a tu Centro de Salud.

 

Estar en contacto con las emociones es lo más recomendable para favorecer la salud mental, sobre todo en este tiempo en el que continua la contingencia sanitaria por Covid-19, además de ser una excelente herramienta para prevenir la violencia, por lo que los Servicios de Salud, emiten las siguientes recomendaciones para el manejo emocional y así tener una mejor convivencia con la pareja y familia.

 

Entre los consejos está el reconocer que la prevención de la violencia incluye cualquier actividad que tenga como objetivo principal eliminar las condiciones sistémicas que propician la violencia, como el deseo de poder y control de unas personas sobre otras, pero de igual manera, las emociones difícilmente reconocidas como el miedo o la frustración.

 

Otro consejo es identificar lo que se conoce como señales de riesgo, es decir, reconocer las ideas y pensamientos que les abordan al momento de comenzar a enojarse; hacer caso a las reacciones corporales, ya que es a través del cuerpo que se vive la violencia y al notar la tensión en todo el cuerpo, como: apretar los puños, apretar los dientes, etc., es un indicativo para prestar atención. Busca un espacio para respirar, así podrás reflexionar sobre lo que piensas y sientes.

 

En ocasiones es complicado reconocer y/o identificar la tristeza, el miedo o la angustia, presentes hoy en día por la incertidumbre generadas por el contexto en el que aún nos encontramos, y si no se pueden reconocer las emociones, no se sabrá cómo expresarlas, y esas emociones no exteriorizadas pueden llegar a abrumarnos, llevando a agredir o a poner en riesgo a su pareja y/o a sus hijas e hijos o personas en su entorno. La prevención de la violencia comienza contigo.

 

Finalmente, la dependencia de Salud Pública pide recordar que: si vive algún tipo de violencia o se tiene alguna duda, acudir a tu centro de salud más cercano o contactar al teléfono 8-34-11-00 en la extensión 21218.