21.5 C
San Luis Potosí
viernes, diciembre 2, 2022

BTS ofrece concierto masivo en Corea del Sur a la espera de que se defina si deben cumplir con el servicio militar obligatorio

spot_img
spot_img

Entérate

EFE.- La banda surcoreana BTS ofreció hoy el concierto más multitudinario que ha brindado hasta el momento en su país en un abarrotado estadio de la Asiada de Busan en el que sus seguidoras, las ARMY, se entregaron en cuerpo y alma ante la posibilidad de que sea el último recital de la banda en mucho tiempo.

A diferencia de sus últimos conciertos hasta la fecha, ofrecidos en marzo en Seúl cuando los casos de la Covid-19 seguían muy presentes en Corea del Sur y se impidió a los asistentes cantar o siquiera levantarse de sus butacas, lo de hoy fue pasión desbocada desde el principio.

Fuegos artificiales y el impresionante estruendo de ARMY recibieron a RM, Jimin, Jin, Suga, J-Hope, Suga y Jungkook cuando subieron al escenario para abrir con un himno de 2017, “Mic drop”, que llegó a remezclar el estadounidense Steve Aoki.

Tras otros dos clásicos como “Run BTS” y “Run”, fue el turno de los muchachos en dirigirse al público.

Jimin y Jungkook, saludaron especialmente emocionados recordando que este recital se ha celebrado con objeto de promocionar la candidatura para la Expo 2030 de la ciudad que los vio nacer, Busan.

La voz de Jimin fue la que abrió a continuación una de las baladas más conocidas del grupo, “Save me”, para deleite de las 50 mil personas que llegaron de varias partes del mundo, pues ondearon banderas de México, Colombia, Brasil y Puerto Rico.

Al tratarse de una promoción para la Expo 2030, la puesta en escena de la banda surcoreana más famosa del mundo fue más directa y compacta que en otras ocasiones.

Así, por momentos lo más vistoso del espectáculo estuvo en las gradas, donde se dibujó un gigantesco mar de luz fruto de las miles de “linternas” que suelen agitar las ARMY y que van cambiando de color.

En todo caso, los siete reyes del K-Pop disfrutaron y llenaron de energía un escenario que escupió verdaderas bolas de fuego y que estuvo coronado por espectaculares monitores con la forma del logo de la banda, capaces de ofrecer primeros planos de todos ellos de manera simultánea.

A la espera de que el Ministerio de Cultura surcoreano se pronuncie en diciembre para saber si los siete artistas quedarán eximidos de hacer el año próximo el servicio militar obligatorio, algo que pondría en suspenso sus carreras durante al menos 18 meses, el concierto de hoy tuvo a su vez un cierto aire de posible despedida.

Particularmente desde que el pasado verano, los integrantes de BTSanunciaran que se ha abierto una etapa en la que los siete van a estar más volcados en sus proyectos personales.

- Advertisement -

Últimas Noticias

A %d blogueros les gusta esto: