Reacción furiosa de la Guardia Civil contra la delincuencia debe ser pareja.

0
289

Toño Martínez

Tuvieron que asesinar al jefe de peritos Héctor Mayorga Muñoz y su pareja, para que la Guardia Civil desatara su furia y poder de operatividad contra un grupo delincuencial matando a 13 civiles y deteniendo a dos más afianzados entre las zonas Media y Huasteca.
Por un lado habrá que reconocer la capacidad de movilidad y rapidez con que la GC actuó con depurada logística e inteligencia para la detección del lugar donde se refugiaba el grupo delictivo y sofocarlo sin una sola baja en sus filas.
Pero las dudas surgen, ¿por qué hasta ahora sí todo ese territorio desde Tamasopo a Rayón, Rioverde, Ciudad Fernández, Cerritos a estado salpicado de homicidios, ejecuciones, extorsiones pero las investigaciones por parte de la Fiscalía General del Estado han sido tardadas, enredadas, deshilvanadas y de pocos resultados?.
¿Acaso influyó en la espectacularidad del operativo la urgencia del Gobernador Ricardo Gallardo Cardona en mandar señales de confianza y seguridad a propios y visitantes por la Feria Nacional Potosina que precisamente la noche de este viernes comienza y tiene el proyecto de convertirla en la mejor del país?
Si así fue no es malo, pues el escenario de la FENAPO está más blindado que el Führenbunker de hormigón bajo tierra desde donde donde Adolfo Hitler planeaba las brutales estrategias de invasión y ataques durante la Segunda Guerra Mundial en Alemania.
Pero ¿y después qué?.
Pero además, cómo quedará la seguridad en el resto del Estado con esa concentración de corporaciones en la capital Potosina.
Sería ingenuo pensar que las áreas de inteligencia de la FGE, Ejército Mexicano, Guardia Nacional, Marina no conozcan dónde están los focos rojos de inseguridad en el Estado.
Lo hemos dicho hasta el cansancio, San Luis, la capital junto con Soledad y Villa de Reyes no son todo el territorio potosino como es la visión de aquellos se convierten en gobernador, quienes no deben seguir mirando al resto de municipios como colonias.
Los reclamos de inseguridad son un
lamento por dónde quiera y en la misma dimensión, es obligación atenderlo Gobernador, no nadamás cuando toquen a un policía o personal de seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí