Viene lo bueno

128

 

Por Fernando Díaz de León Cardona

La determinación del Consejo Nacional de MORENA en disolver la coalición con el Partido Verde Ecologista de México PVEM, tendrá evidentemente un costo político. Sin estar presente AMLO en la boleta del 4 de junio próximo, difícilmente a los morenos potosinos les alcanzará para enfrentar la combinación PAN-PRI-PRD-PCP, en donde todo parece indicar que quien va mano es el ex senador Octavio Pedroza Gaitán.

Con esa decisión, está claro que la contienda real será entre 3, – es decir, de quien surja de las filas de MORENA, que puede estar entre Juan Ramiro Robledo Ruiz, Adrián Esper Cárdenas, Primo Dothe, Ricardo del Sol, Antonio Lorca y  Leonel Serrato. Mujeres enlistadas no hay, al menos que surja alguna valiente.

Cualquiera de ellos enfrentará al bloque PAN-PRI-PRD-CP y a José Ricardo Gallardo, abanderado del Partido Verde, que le seguirá de frente, con o sin MORENA, aunque esto, bien pudiera dar un vuelco en enero próximo, toda vez que la Ley Estatal Electoral contempla otras figuras, según lo manifestó este miércoles el propio líder nacional Mario Delgado.

En la perspectiva local, si los que maquinaron la ruptura de la coalición MORENA-PVEM, – y me refiero a esos poderes reales, no a esos grupos de mercenarios pagados que se autonombraron militantes de MORENA o del PT; piensan que algo reventaron; o que sus dobles o triples juegos les funcionó, creo que están equivocados. Hoy existe una amplia base social de potosinos que ya no quieren saber de más de lo mismo, ni del PAN ni del PRI, incluso hasta ni de MORENA.

Por otro lado, si todavía hay algunos que siguen pensando que el gobernador Juan Manuel Carreras, es indeciso, ingenuo o despistado, pues se equivocan. Su presencia en la sede nacional de MORENA no fue una visita de cortesía o para llevarle chocolates Costanzo, un zacahuil huasteco o enchiladas potosinas a Mario Delgado, ni siquiera para tratar algún tema relacionado con el presupuesto ya que este había sido aprobado días antes.

El Güero acudió para mostrar sus cartas y rellenos; para mostrar el testimonio de su fe y amplia disposición de jalar con la 4T. A él le conviene y para ello cuida su salida, así sea llevándose al PRI entre los pies, – pues obvio es, – que del tricolor no surgirá el candidato, sino del PAN, y esto, pues también al gober le acomoda bien.

Y vaya que no es una apreciación personal, sino que se desprende de análisis serios de priistas y panistas picudos y con larga trayectoria dentro de la política potosina.

Lo que sigue es muy evidente. En MORENA, mientras se ponen de acuerdo,  seguirán agarrados del chongo. En el PAN se pondrán de fiesta. En el PRI habrá frustración y desencanto. A Ricardo Gallardo le echarán montón y continuarán rascándole o reviviendo su pasado para golpearlo mediáticamente con temas que a esta nueva sociedad y a todo el interior del estado le valen madre.

Bueno, ¡Ya hasta el “Caco” Alejandro Leal, ¡anda poniéndole enfrente a la COEPRIS y al CEEPAC luego de la respuesta popular que ha obtenido El Pollo a su convocatoria por todo el estado! Al rato le andarán endilgando que la ola de contagios del COVID es su culpa, no tardan, ya lo verán. En fin, hay que esperar, esto apenas comienza.

Hasta pronto