14.6 C
San Luis Potosí
jueves, octubre 6, 2022

Tribu Yaki recibe 57 mil millones de pesos; indígenas potosinos cero.

spot_img

Entérate

spot_img

– Esta exclusión es por razones políticas dicen en Congreso Regional de Etnias.

Toño Martínez

Indígenas de las étnias Náhuatl, Tének y Pames exigieron que el gobierno Federal ponga fin a la terrible disparidad en presupuesto a los pueblos originarios por razones de tipo político, ya que mientras sus hermanos Yaquis tienen asignados 57 mil millones de pesos para 33 mil de ellos, en San Luis Potosí y particularmente en la Huasteca, 350 mil no reciben ni un peso.
Lo anterior fue un duro reclamo durante el Congreso Regional Indígena efectuado en Aquismón, en el cual llevaron a cabo una evaluación de las condiciones en las que se encuentran los pueblos originarios del Estado y las conclusiones son de una desigualdad en oportunidades que los tiene prácticamente en la miseria.
Atribuyeron está marginación a qué en San Luis Potosí la gente decidió votar por el candidato del Partido Verde Ecologista (PVEM) a Gobernador, (Ricardo Gallardo Cardona) en lugar de hacerlo por la aspirante del Partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) Mónica Liliana Rangel Martínez porque no era confiable prueba de lo cual es que hasta en la cárcel terminó por corrupción.
Pedro González Gómez coordinador estatal de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC) señaló que a eso se debe no recibir un trato igual en apoyos federales, por haberle dado la espalda a la candidata de MORENA el partido del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, lo cual constituye una violación flagrante a los derechos de los pueblos indígenas que los tiene muy lastimados en su dignidad.
Los indígenas de las tres etnias no siquiera están en condiciones de producir sus propios alimentos, pues tan solo en la Huasteca se necesitan mínimo 1000 equipos de riego para crear campos de producción a lo largo del río Amajac desde Tamazunchale hasta el Tampaón pero no sé tiene los recursos económicos para crearlos.
Cada equipo tiene un costo de 200 mil pesos pero con ello los habitantes de las márgenes de ese afluente crearían huertas de alimentos básicos como frijol, maíz, hortalizas, frutas que no solo permitirían satisfacer las necesidades de miles de familias sino que aportarían economía a la Región.
En este momento por la sequía y el abandono del gobierno las comunidades apenas subsisten y sus condiciones son de extrema pobreza alimentaria; es urgente ahora un programa de financiamiento para la siembra de 5 mil hectáreas de sorgo en el sector social, que es el único producto que aún está a tiempo de cultivarse para evitar una catástrofe en el presente ciclo de cultivo.
A la desesperada, manifestó. la situación está orillando a que los productores del sector social sobretodo indígenas, estén recurriendo al crédito con instituciones privadas, ende aunque con ello se descapitalicen más en la zona del sistema Pujal Coy y en esas condiciones de encuentran también palmilleros, productores de naranja, piloncilleros marginados totalmente por el gobierno Federal.
Refirió que los programas de becas tienen un impacto mínimo en el bienestar de las familias del campo porque no cubre sus necesidades elementales, no les alcanza ni para la canasta básica.
Y finalmente manifestaron en el Congreso que asumirán una actitud de mayor reclamo al gobierno porque a como están los indígenas y productores del sector social no es remoto pensar en una hambruna con toda la causa de complicaciones que trae aparejada.

- Advertisement -

Últimas Noticias

A %d blogueros les gusta esto: