17.3 C
San Luis Potosí
lunes, mayo 23, 2022

Pollo para rato

Entérate

spot_img

Por: Fernando Díaz de León Cardona

En el año 2015, a Ricardo El Pollo Gallardo, le arrebataron el sueño de convertirse en el candidato a la gubernatura.

Pese a que se encontraba muy por encima en las preferencias electorales, un entretejido mediático perverso, una maquinaria oficialista en su contra, un gobierno federal y estatal recurrente en la persecución y en el uso faccioso de las instituciones de justicia le impidieron contender y lo encarcelaron.

Al Pollo lo metieron 11 meses y días en prisión y a su padre, a Ricardo Gallardo Juárez, le advirtieron y lo amenazaron con desaparecer a su hijo si se registraba como candidato a la presidencia municipal.

Con todo el aparato en contra, Gallardo Juárez fue inteligente al construir piso tierra una estructura que fue capaz de vencer con un amplio margen al PRI y al PAN en la capital del estado.

En su intento por reelegirse en 2018, el exgobernador JM Carreras literalmente le advirtió a Gallardo Juárez que, si contendía nuevamente, volvería a encarcelar a su hijo.

Por un pelo y lo logra a no ser por la oportuna intervención de sus abogados y por la directa intervención del potosino José Ramón Martell, quien entonces se desempeñaba como coordinador de campaña de José Antonio Meade, candidato del PRI a la presidencia de la República.

Con el trabajo político realizado en Soledad de Graciano Sánchez por ambos, y luego por Gallardo Juárez en la capital potosina, el gallardismo se convirtió en un fenómeno político inédito que tomo fuerza para el 2021.

Resultaba ya imparable solo requería del registro por algún partido y el Verde se lo dio.

Con oficio y destreza, El Pollo Gallardo ganó en 2018 sin problema alguno la diputación federal y en seguida tuvo la atingencia de jugar en las grandes ligas al haber logrado que un grupo importante de legisladores federales del PVEM establecieran alianza con MORENA para sacar adelante las reformas constitucionales del presidente López Obrador. Fue una jugada maestra.

A partir de ese momento, El Pollo estaba con un pie adentro de la candidatura para el gobierno del estado y lo logró.

Pero no fue todo, Ricardo Gallardo y su estructura, fue capaz de capitalizar el enfado popular y de construir una amplia base social que tuvo como resultado un triunfo contundente el 6 de junio del 2021.

No obstante haber enfrentado una elección de estado y tener que lidiar con grupos de centro, derecha e izquierda recalcitrantes pudo vencerlos en las urnas.

Quien piense que el proyecto Gallardista se concibió únicamente para el período 2021-2027, estará equivocándose. De entrada, no existe un solo indicio de ingobernabilidad a 6 meses de haber asumido el cargo.

El anuncio de importantes inversiones, algunas tal vez de ornato, pero otras indispensables para la recreación, la movilidad, el turismo y el despliegue económico y social, sugieren que su proyecto político va más allá del sexenio.

Con los recursos del estado, por limitados que sean se reparten, se trabaja en ampliar y consolidar esa gran base social que le dará sustento y permanencia al proyecto.

El trabajo que viene realizando el DIF, las delegaciones de Bienestar y las presidencias municipales con la entrega de apoyos en efectivo y en especie, acreditan que en 2027 ningún partido político tendrá ni los activos físicos ni económicos para enfrentar al candidato del gobernador.

El Pollo teje fino, y ello explica tal vez la inclusión en su gabinete, de figuras vinculadas a los intereses económicos poderosos. Seguirá habiendo reacomodos, la propia dinámica de su gobierno así lo impone, no todos le sostienen el ritmo.

La retórica de la “herencia maldita” no podrá sostenerla más allá del primer año de gobierno ni pretender convertirla en burda replica de la Cuarta Transformación, no es conveniente.

Ricardo lleva prisa y nadie de su equipo puede darse el lujo de tirarse a la hamaca, desobligarse o equivocarse.

Con sus fallas, sus funcionarios y el equipo de prensa le siguen el ritmo y se esfuerza en hacer bien las cosas, solo les falta cerrar círculos, despojarse de actitudes de soberbia e indiferencia y ponerle un poco de atención a los medios.

Todos por igual merecen atención y respeto, por grandes o pequeños que sean.

En el ámbito del priismo, la reciente visita de Alejandro Alito Moreno les dio aliento a los tricolores, pero dependerá de su capacidad de trabajo, de sus expectativas de reorganización, reivindicación y recuperación.

En este momento, el PRI no está pensando en el 2027. Su prioridad será la elección intermedia de 2024. De su resultado dependerá si esa acta de defunción que muchos le han extendido se confirma.

Pensar en conservar la alianza con el PAN y el PRD, podría ser irremediablemente ese funeral tantas veces cantado.

ENTRE PARENTESIS

FUERTE RUMOR. – En el vecino municipio de Soledad de Graciano Sánchez, corre el fuerte rumor de que la presidenta municipal Leonor Noyola, dejará el cargo después de la Feria Nacional de la Enchilada FENAE.

El argumento central es presuntamente por sus desencuentros o diferencias con el gobernador y con la mamá del gobernador. Esa es la razón por la que la alcaldesa tocará retirada…insistimos solo son rumores, hasta ahora.

Hasta pronto

- Advertisement -

spot_img

Últimas Noticias

A %d blogueros les gusta esto: