Falta contundencia en el CEEPAC

53

Si la presidenta del Consejo Estatal Electoral CEEPAC, Laura Fonseca Leal, ha dicho que no es conveniente calentar los ánimos y que tampoco cree que habrá modificación en el resultado que arrojó el Programa de Resultados Preliminares PREP en la elección de gobernador, entonces ¿Que o quien le impide asumir ya un postura clara y contundente que evite la especulación y las posturas tendenciosas que auguran un conflicto postelectoral?

Convocar a los principales actores políticos a conducirse con civilidad y decir en una entrevista de pasillo que no existe fraude, está bien, es lo políticamente correcto, está en su papel y es su responsabilidad como árbitro de la contienda, pero a estas alturas de la etapa postelectoral, es extraordinariamente conveniente e indispensable una mayor formalidad y contundencia en sus pronunciamientos.

Laura Fonseca, debería convocar a conferencia general de prensa para establecer criterios claros en el computo que se realiza, pero sobre todo para desterrar dudas o descartar cualquier indicio de acciones fraudulentas que algunos interesados pretenden instalar entre el colectivo social. Propagar la idea de que hubo fraude en las elecciones del 6 de junio es una perversidad que a nadie conviene.

En este momento, no es a los partidos o a sus candidatos a quienes se les imputa o se les señala como los posibles perpetradores de eventuales irregularidades, sino que es al CEEPAC a quien se le empieza endilgar presuntas situaciones anómalas. Para el Organismo Electoral, es crucial en el proceso de conteo de votos, precisar y esclarecer cuales inconsistencias pudieron haberse detectado, sin que ello signifique evidenciar un resultado.

Hasta ahorita, principalmente los candidatos de la coalición ´´Sí por San Luis Potosí´´, integrada por el PAN-PRI-PRD-PCP, son los únicos que han manifestado la existencia de presuntas irregularidades y se han montado en su macho de que, o les favorece el resultado o se van a la judicialización de las elecciones. En este escenario, ya algunos promotores del caos y la confusión ya deslizan un escenario de incertidumbre de aquí al 26 de septiembre.

Siendo honestos, en este momento los candidatos de la coalición PAN-PRI-PRD-PCP y sus personeros a sueldo, hablan de inconsistencias, de irregularidades, de omisiones aritméticas o errores de dedo en el conteo. Se mueven en medios nacionales y continúan con la práctica del embute caro pero, – si son derechos, lo más justo y sensato es desmenuzar, ubicar y contextualizar donde y como es que se registraron presuntas anomalías o en su defecto, quienes son o fueron los responsables.

El hecho de que algunas actas estén circunstancialmente mal elaboradas es algo que al final del día fue de la estricta responsabilidad de los funcionarios de las casillas, no de los candidatos o sus partidos. Igual, el hecho de que se registren errores en la sumatoria de los votos, o que por su ilegibilidad no pudieron ser contabilizadas no es algo que configura ni se aproxima siquiera a un acto hecho con dolo o mala fe, mucho menos a un fraude simplemente pudieron ser errores humanos y nada más. La acción premeditada no existió.

En el cúmulo de errores pudieron haber participado tanto los funcionarios de casilla designados y en su caso los representantes de los partidos políticos o de sus candidatos en las casillas. Hubo además observadores electorales acreditados y por lo tanto no se puede endilgar la responsabilidad a un partido o candidato alguno en específico porque en todo caso todos los participantes en las casillas fueron responsables de cualquier situación irregular.

ENTRE PARENTESIS

Con la prudente postura del gobernador JM Carreras, de reconocer el triunfo de Ricardo Gallardo Cardona, y, con el silencioso pero efectivo desmarque de la dirigencia estatal del PRI y del PCP, parece que las cosas se acomodan por el bien de San Luis Potosí y sus instituciones. Solo el delegado del CEN del tricolor, Alfredo Bejos Nicolás, trae su boleto que es el mismo de Alejandro ´´Alito´´ Moreno, el cual ya no ve lo duro sino lo tupido por la debacle priista. Ojalá estos señores entiendan que la aventura del CEN no es la de SLP.

Hasta pronto