19.4 C
San Luis Potosí
martes, septiembre 27, 2022
spot_img

Ejército y GN entre la Constitución y la encanijada realidad.

Entérate

spot_img

CAMINANTE

Toño Martínez

Mantener al Ejército Mexicano en las calles haciendo labores de policía, e integrarle la Guardia Nacional pasando aparentemente por encima de la Constitución -algo que es sello de la llamada cuarta transformación-, son dos temas llenos de aristas en torno a un mismo eje, un país en llamas, que a todos debe importar y no solo al Poder Legislativo porque la mayoría en las Cámaras de Diputados y Senadores están sometidos vergonzosamente a los mandatos del presidente Andrés Manuel López Obrador y no sujetos al del pueblo sus dolencias y aspiraciones.
Son temas que se debaten entre medio verdades y medio mentiras pero que deben dilucidarse porque el rompimiento del orden y la seguridad que comenzó hace más de 12 años se salió de control en solo 4 del actual gobierno y hay que ponerle un dique.
Urge porque cayeron en el ámbito político y comienzan a pudrirse.
Para ponerlo en contexto, haber sacado al Ejército Mexicano de sus cuarteles para combatir a la delincuencia organizada y narcotráfico cómo lo hizo el presidente Felipe Calderón Hinojosa en el 2006 no fue un hecho arbitrario;.tuvo sustento en el artículo 13 de la Carta Magna sobre las facultades del Jefe del Ejecutivo que entre otras le asigna la de disponer del Ejército y la Fuerza Aérea y que el 89 fracción V y VI especifica para preservar la seguridad nacional interna y externa con el aval del senado.
Ello independientemente a las funciones básicas de las Fuerzas Armadas que son: brevemente, salvaguardar la soberanía del país y apoyar a la población civil en situaciones de emergencia.
Que en su campaña electoral Andrés Manuel López Obrador haya distorsionado la medida de Calderón Hinojosa satanizandola por rivalidad política es otra cosa.
Prometió que regresaría los militares a sus cuarteles para terminar la guerra desatada por Calderón en las calles pero ahora resulta que reconoce haberse equivocado porque el Ejército – cómo La Marina- si es vital para contrarrestar la criminalidad “y debe seguir apoyando el combate a la delincuencia.
Esto equivale a aceptar que su estrategia de abrazos no balazos como a sido un reclamo generalizado no a funcionado y echa por tierra su perorota de la ” mañanera” dónde repite el vamos bien, ya bajamos el índice de homicidios, los secuestros, los enfrentamientos, extorsión y controlamos el guachicil.
Pues no fue cierto
A pero otra vez para justificarse el presidente volvió a culpar a los expresidentes pues dice que no sabía hasta que grado le habían dejado la delincuencia.
Que no se sabía?.Otra falsedad pues se supone que desde su candidatura debía conocer el escenario nacional en todos los ámbitos para hablar de propuestas del famoso cambio.
No es tanto lo que recibió de violencia sino que la hizo crecer y en 4 años; superó a los anteriores y eso hasta el humilde arriero lo sabe.
Ahora bien, el Ejército jamás había sufrido tantas humillaciones, agresiones, secuestros, despojo de armas como en el mandato de López Obrador por su nefasta politica de no responder ataques. Eso suena a otra cosa y genera sospechosismo.
Contrario a lo que supone, los militares no los cupulares y uno que otro de rango medio, los que dan.la cara pues están muy resentidos con Andrés Manuel y si se mantienen operando no es lealtad a un fallido jefe sino por disciplina a la institución y lealtad al pueblo .
En cuanto a la Guardia Nacional creada el 27 de Mayp del 2019 por AMLO, la Ley que regula su creación precisa que sus funciones son primero brindar la seguridad pública que corresponde a la federación, colaborar en tareas de seguridad pública en estados, investigacion para pre prevenir delitos, llevar a cabo operaciones encubiertas en tareas de alerta, detenciones y aseguramiento de bienes así como ejecutar ordenes de aprehensión y en otras más en materia de preservar la paz pública y el orden.
Cómo tal es una institución ciudadana, aunque existen resquicios legales que permitirían su integración al Ejército lo cual sin embargo digan lo digan los defensores de la propuesta de López Obrador causa un riesgo de quedar sujeta a un control que puede encajar en el proceso centralista que esta siguiendo el por dos años más presidente con.lod peligros que esto entraña para un pueblo de libertades.
La tenebra de la transferencia de la GN al Ejército no para ahí pues bajo al ámbito político partidista y comenzó a desmantelar la débil oposición al partido MORENA formada por el PRI, PAN y PRD, comos buscado AMLO
Sucede porque el PRI apoya que el Ejército siga hasta el 2028 em.ñas calles porque las corporaciones de seguridad civiles no pueden contra la delincuencia, mientras PAN y PRD están empeñada que solo sea hasta el 25.
Total una telaraña política pero la terca realidad dice que los militares Fuerza Armada y Fuerza Aérea son las únicas instituciones en quien confía la población para restaurar el orden y la paz .

- Advertisement -

Últimas Noticias

A %d blogueros les gusta esto: