Ataque clasista de la derecha contra AMLO: Ibero

54

 

Amador Rodríguez

“Hay un ataque de carácter clasista y permanente, que se da en los terrenos ideológico, político y económico, para que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no tenga éxito. Para quienes dicen que AMLO no tiene contrapesos, les aclaro que tiene los contrapesos de los grandes capitales del país, de la prensa, de los canales de televisión; porque si bien no tiene contrapesos de carácter político-electoral o del funcionariado, esto se debe a que las élites surgidas del Porfiriato, desde 1910, están siendo desplazadas del control político de México, mas no del control económico.

“Las élites no desaprueban la política económica federal, porque coinciden con ella, pues se está aplicando rigurosamente las fórmulas económicas tradicionales. Pero sí reprueban las decisiones que tienen que ver con los proyectos de la Presidencia y que afectan los intereses de los grandes capitales. Protestan por el fin de la condonación fiscal; por la lucha contra la corrupción, que fue lo que hizo despegar a los grandes capitales de hoy; protestan por la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, porque había un negocio multimillonario alrededor; por el tema de la Refinería de Dos Bocas, porque sustituye importaciones que también son manejadas por estos grupos; por el control de las compras gubernamentales, porque también han sido desplazados.

“Es indudable que hay una crítica racista y clasista de la reacción en contra del gobierno de Andrés Manuel, y que quienes marchan en contra de él piensan que todo estaría bien si cada cual se conformara con la casa que le fue asignada y con el lugar que tiene que ocupar en la sociedad.

“Hubo tanto daño en los regímenes encabezados por el PRI, o por el PRIAN, que la población mayoritariamente no quiere volver a lo anterior; por eso se aferra a la esperanza que significa MORENA en el país (…)

Todo lo transcrito fue expuesto en una conferencia ofrecida en el templo de la Sagrada Familia, denominada El compromiso de los cristianos en la coyuntura de México, dictada por el rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, David Fernández Dávalos, el pasado 5 de julio del 2019. (Discurso vigente)

 “Pese a que viene cayendo su popularidad, Andrés Manuel todavía tiene una enorme legitimidad, con una aprobación del 68% lo cual proviene no tanto de lo que él representa o está haciendo, pienso yo; sino del horror que han significado para el país y para la gente los gobiernos que le precedieron, es decir, del miedo a regresar a los momentos de los gobiernos anteriores, de saqueo, de corrupción, de racismo, de exclusión, de aumento de la pobreza”, dijo el rector de una universidad privada prestigiosa y, al mismo tiempo, elitista, quien se manifestó contra algunos grupos de la derecha hipócrita y corrupta, cuyos miembros, en algunos casos, han salido de sus aulas.

“Es la gente la que tendría que defender la economía popular, que procurar haya mejores salarios, que haya posibilidades de organización, de créditos de capital para las industrias populares, para las empresas sociales, que haya recursos para la atención de los sectores más excluidos y desfavorecidos”.

“Es difícil el panorama que hay en México —y en toda América Latina— de violencias por el territorio, feminicidios, violencia patriarcal, violencia contra los migrantes y una extrema derecha racista que ha salido a las calles”.

“Todas las políticas que vayan a profundizar la pobreza y la desigualdad hay que enfrentarlas, así sean de Carlos Slim o sean de Andrés Manuel (…) Hay que detener el deterioro ecológico (…) Y hay que transformar las estructuras políticas, para hacerlas más participativas y más democráticas (…) Eso es lo que nosotros podríamos hacer de manera organizada, y por supuesto, las universidades habríamos de participar en esto, y formular nuevos proyectos alternativos”.

-“Que el Estado tenga una acción rectora frente a la economía. Que no haya el libre mercado absoluto donde sólo los capitales deciden qué hacer”.

Pero el rector de la Ibero fue a más y criticó la campaña emprendida por esos sectores para desacreditar, incluso, la calidad moral e intelectual de los 30 millones de mexicanos que hace un año votaron por López Obrador, a quienes definen como “seres no racionales, sino manipulables, comprables, que sólo votan con las vísceras sin medir las consecuencias.

“La reacción que han tenido estos grupos opositores –agregó el rector– es sostener que el triunfo de Andrés Manuel proviene de la decisión de no humanos, de los sin cerebro, de los incultos. Es la reacción del miedo porque temen ser afectados, después de haberlos afectado, y de maneras tan perniciosas, a los otros.”

El rector cree que, en su confusión, los opositores de derecha se han de preguntar: ¿por qué los que están para servirme, ahora me quieren gobernar?; ¿por qué ahora tengo que escuchar a los que debieran permanecer callados?

Para el maestro David Fernández Dávalos es indudable –se apunta en su discurso– que hay una crítica racista y clasista en la reacción en contra del gobierno de Andrés Manuel, y que quienes lo atacan piensan que todo estaría bien si cada cual se conformara con la casta que le ha sido asignada y con el lugar que tiene que ocupar en la sociedad.

No deja de sorprender y es de reconocerse que sea el rector de una de las universidades privadas más prestigiadas, y a la vez más elitistas del país –desde el punto de vista económico–, quien se pronuncie de una manera tan abierta contra ciertos grupos cuyos integrantes, en no pocos casos, han egresado de las aulas de institución que hoy encabeza.