El Presidente ofrece castigar a los asesinos; reunión con gobernadores

13

CIUDAD DE MÉXICO.

Cuarenta y ocho horas después del asesinato del periodista Javier Valdez en Sinaloa y de las marchas para demandar mayor seguridad a la labor informativa, en Los Pinos el presidente Enrique Peña Nieto y los gobernadores anunciaron una serie de acciones conjuntas para frenar esta ola de violencia al gremio, que dijo el mandatario, representa una herida abierta para el país.
“Entiendo su indignación, a la que nos sumamos, con la que nos solidarizamos y la razón de estar reunidos es, no para dirigir discursos y sí reafirmar el compromiso, llevarnos tarea para combatir la impunidad.

“Como ciudadano comparto la exigencia de justicia del gremio periodístico y de la sociedad entera y como Presidente de la República les digo que actuaremos con firmeza y determinación para detener y castigar a los responsables”, subrayó.
Peña Nieto, que dijo ser amigo de los periodistas, afirmó que como sociedad y menos como gobierno se puede permitir la censura ni las restricciones a la labor informativa de la prensa, la radio, la televisión, ni de las nuevas plataformas digitales.

“México debe distinguirse por ser un país donde se respeta la libertad de expresión.

“Una democracia plena requiere que nadie calle su voz. Tienen razón quienes afirman que no se mata la verdad, matando periodistas”, apuntó.
En el salón Adolfo López Mateos, el jefe del Ejecutivo convocó a los 24 mandatarios locales asistentes al igual que a funcionarios y embajadores presentes, entre ellas la de Estados Unidos y El Vaticano a guardar un minuto de silencio por los comunicadores muertos en el ejercicio de su tarea.

“Por todas las personas, periodistas y defensores de derechos humanos que lamentablemente, en el ejercicio de su tarea, de su lucha, han caído en el cumplimiento de ese deber y de esa tarea a la que se han entregado”, señaló el mandatario, al tiempo que se escuchó del área de fotógrafos y camarógrafos: ¡Justicia, justicia! ¡No más discursos! ¡Que abran carpetas de investigación! ¡Qué no haya impunidad!”.
ACCIONES FEDERALES
Durante el mensaje, el Presidente de la República explicó las tres medidas de carácter federal que habrán de tomarse en lo inmediato:

En primer lugar, otorgar un mayor presupuesto al mecanismo de protección para personas defensoras de derechos humanos y periodistas, que hoy atiende a 538 sujetos, 196 de ellos periodistas.

En segundo lugar, el establecimiento de un protocolo de operación para coordinar acciones con los estados en casos de violencia al gremio y, en tercer lugar, el fortalecimiento de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión de la PGR, a través de más personal y mejor capacitación a Ministerios Públicos, policías y peritos.

“La crítica, el derecho a disentir y la libertad de prensa son pilares de las sociedades libres.

“Lucharé hasta el último día de mi mandato, a fin de fortalecer las condiciones para el ejercicio pleno del periodismo profesional, riguroso y valiente que México necesita”, sostuvo Peña Nieto.
Luego de despedirse de los gobernadores presentes, entre ellos Quirino Ordaz de Sinaloa y Aristóteles Sandoval de Jalisco, estados donde se registraron los recientes atentados a periodistas, el presidente Peña Nieto se acercó a los reporteros gráficos, quienes lanzaron las voces de demanda, a ofrecerles personalmente su pésame por la muerte de compañeros.

“Tengan certeza de que estos crímenes no quedarán impunes, y la labor que ellos realizaron, porque la verdad siempre se conociera, no será en vano, ni habrá de quedar en vano el que ellos hayan lamentablemente perdido la vida”, les dijo.
Tarea conjunta
Como presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera detalló los acuerdos asumidos por los mandatarios estatales.

Informó que habrán de crearse u homologarse fiscalías o áreas especializadas dentro de las Procuradurías estatales para investigación y prevención de delitos cometidos contra periodistas, se conformarán mapas estatales de riesgo y agresión a periodistas con base en el mecanismo federal, y el compromiso de trabajar con protocolo unificado, para establecer instrumentos de protección, de prevención y atención a víctimas.

El procurador General de la República, Raúl Cervantes, aseguró que la única manera de evitar que las agresiones contra periodistas se multipliquen es combatiendo la impunidad.

“Tenemos que llegar a fondo en la identificación de responsables, no sólo materiales, sino a los autores intelectuales. Tenemos que agotar en todos y cada uno de los casos, la línea de investigación relacionada con el ejercicio de la libertad de expresión y nunca descartar esta hipótesis hasta no tener pruebas claras y científicas que nos permitan determinar el móvil de la agresión”, aseveró.
Presente en el evento, el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez precisó que parte de estas medidas que se anunciaron son propuestas hechas por la CNDH.

Medidas

El gobierno federal detalló las acciones que aplicará para detener las agresiones contra comunicadores:
Otorgar un mayor presupuesto al mecanismo de protección para personas defensoras de derechos humanos y periodistas, que hoy atiende a 538 sujetos, 196 de ellos periodistas.
El establecimiento de un protocolo de operación para coordinar acciones con los estados en casos de violencia al gremio.
El fortalecimiento de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión de la PGR, a través de más personal y mejor capacitación a Ministerios Públicos, policías y peritos.