Graduada del IPICYT continúa posdoctorado en el extranjero

9

Marcela Cecilia Briones Martín del Campo, graduada de los programas de Maestría y Doctorado en Ciencias en Biología Molecular (Ciclo escolar de ingreso 2006-2007-1 y 2008-2009-2) del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica, A. C. (IPICYT), realiza, desde noviembre de 2016, un posdoctorado en el Laboratorio del Dr. Alejandro Sweet-Cordero, quien es Profesor Asociado en el Departamento de Pediatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de California San Francisco (UCSF).

En dicho laboratorio se estudia la oncogénesis de ciertos cánceres pediátricos como el sarcoma de Ewing, un cáncer de hueso que afecta a niños y a adolescentes; la investigación que realiza Marcela Cecilia se enfoca en ‘estudiar la biología de los ARN largos no codificantes y su papel en el sarcoma de Ewing a través de un enfoque genómico’, informó la graduada en una breve entrevista otorgada al programa institucional de Seguimiento a Graduados del Departamento del Posgrado del IPICYT.

Marcela Cecilia señaló que la actividad que realiza hoy en día le resulta muy gratificante, pues ‘la dinámica de trabajo dentro de un laboratorio de investigación te incita a compartir ideas, a preguntar sin pena y a trabajar en equipo’, expresó. ‘Además de todo -agregó- tan solo el hecho de pensar que lo que hago puede ayudar a niños con cáncer, es suficiente para hacer mi trabajo con alegría’.

También puso énfasis en la dicha que le produjo haber sido beneficiada, este año, con dos diferentes apoyos económicos para dar continuidad a su proyecto de investigación. ‘Uno de ellos es la beca de investigación posdoctoral UC MEXUS-CONACYT, la cual es otorgada por el Instituto para México y los Estados Unidos de la Universidad de California (UC MEXUS) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), cuyo programa conjunto busca apoyar a jóvenes mexicanos que desean realizar o continuar un posdoctorado en la Universidad de California’, comentó, y a jóvenes que realizaron sus estudios de doctorado en la UC y que desean hacer un posdoctorado en instituciones mexicanas de educación superior y/o de investigación.

El objetivo principal de este programa es avanzar en el apoyo académico de investigadores mexicanos emergentes y científicos y académicos de la UC en las primeras etapas de sus carreras, posteriores a la obtención de un doctorado; además, el programa busca apoyar a las redes académicas binacionales existentes o en desarrollo, mediante la mejora de los proyectos de investigación en colaboración entre la UC y las instituciones de México, ello a través de la participación innovadora y la capacitación de nuevos investigadores.

En el caso de Marcela Cecilia, la beca UC MEXUS-CONACYT a la que fue acreedora, será destinada para que realice un segundo año de estancia posdoctoral en la UCSF, de noviembre de 2017 a noviembre de 2018.

En cuanto al segundo apoyo económico que recibió durante este año, concretamente a partir del mes de febrero, Marcela Cecilia mencionó que fue nombrada “Sunbeam Scholar” por la Fundación Sunbeam, cuyo propósito es apoyar la investigación de vanguardia enfocada a encontrar una cura para el sarcoma de Ewing y otros tipos de cáncer de hueso en niños; ‘fue un apoyo para financiar mi proyecto de investigación, es decir para compra de material, consumibles, etc.’, precisó.

Después de su posdoctorado, Marcela Cecilia desea regresar a México como profesor investigador en un instituto o centro de investigación, con apoyo del programa federal Cátedras CONACYT, las cuales ‘son plazas de servidores públicos de carácter académico, y que forman parte de la plantilla de servicios profesionales del CONACYT. Están dirigidas a investigadores y tecnólogos de alto potencial y talento en investigación, desarrollo tecnológico e innovación, y que son comisionados a Instituciones que resulten beneficiadas en los términos de la convocatoria vigente’.

Lo anterior, ya que quiere impulsar la creación de un nuevo laboratorio de investigación ‘enfocado en la búsqueda de blancos terapéuticos en cánceres pediátricos, un campo que actualmente está poco desarrollado en México. Me gustaría abordar preguntas sobre cómo la regulación epigenética afecta el desarrollo de los sarcomas óseos usando genómica, modelos de ratón y muestras primarias de tumores humanos. Además de la investigación básica, estoy interesada en incursionar en la investigación traslacional del cáncer en México’, puntualizó.

Por otro lado, aseguró que estudiar en el IPICYT fue una de las mejores etapas en su vida, primero porque estar en el Instituto le brindó la oportunidad de interactuar con investigadores de alto nivel académico, dijo, ‘incluyendo a los profesores que me impartieron clases durante la maestría, muchos reconocidos investigadores invitados a dar pláticas y, por supuesto, a mis mentores el Dr. Alejandro De las Peñas e Irene Castaño, quienes formaron la científica que ahora soy’, subrayó. De igual forma, debido a que sus compañeros fueron cómplices de muchos experimentos fallidos en el laboratorio, pero también de éxitos alcanzados a nivel científico. Además resaltó ‘la “vibra” estupenda entre los estudiantes’, ya que afirmó haber encontrado a muy buenos amigos a quienes concibe como excelentes colaboradores en su futuro académico y científico.

Finalmente, exhortó a las nuevas generaciones de estudiantes en el IPICYT a que sean constantes en su formación académica, ya que ‘es fundamental que puedan iniciar y terminar cualquier experimento, proyecto o trabajo de investigación, por más inesperado o difícil que parezca. ¡La dedicación al trabajo, ser autodidacta y perseverante en los objetivos planteados es súper importante!’, recalcó. ¡Enhorabuena!